martes, 14 de agosto de 2012

Parque Natural del Delta del Ebro.



Delta del Ebro


El delta del Ebro es la zona húmeda más extensa de las tierras catalanas. Con sus 320 km.' de superficie, constituye el hábitat acuático más importante del Mediterráneo occidental, después de la Camarga (Parque Regional Francés), y el segundo de España, después del Parque Nacional de Doñana. Por otro lado, su considerable papel en el campo biológico contrasta con la profunda humanización de gran parte de su superficie y con su no menos considerable peso agrícola. La armonía entre sus valores naturales y la explotación por parte del hombre no ha sido nunca fácil.
     Con el fin de hacer posible esta armonía, y a instancias de los habitantes de Deltebre, la Generalidad de Cataluña creó por un decreto de 1983, ratificado y ampliado por el decreto 32/1986, del 23 de octubre de 1986, el Parque Natural del Delta del Ebro, en el cual se hace constar que el delta del Ebro es la primera zona húmeda de Cataluña y que su importancia a escala internacional es reconocida por los máximos organismos especializados. En efecto, ya en 1962 fue incorporado en la clasificación de las zonas húmedas euro-africanas de interés internacional elaborada por el Bureau MAR con la categoría A (de prioridad urgente).

     ' El Parque Natural del Delta del Ebro tiene una superficie total de 7.736 ha, 5.316 de las cuales corresponden a la comarca del Montsià (hemidelta derecho) y 2.420 a la del Baix Ebre (hemidelta izquierdo). Comprende las lagunas de Les Olles, El Canal Vell, El Garxal, L'Alfacada, La Platjola, La Tancada y L'Encanyissada, las islas de Buda, Sant Antoni y Sapinya, las peninsulas de La Punta de la Banya (Els Alfacs) y El Fangar,los Ullals de Baltasar y los yermos de Casablanca.

     El paisaje del delta tiene una gran personalidad que le da un carácter único en toda Cataluña. Las tierras completamente llanas le dan ya un aspecto peculiar. En su interior, encontramos zonas de cultivos horticolas y de frutales y especialmente amplios y extensos arrozales, de aspecto cambiante según las estaciones (terrosos en invierno, inundados por el agua en la primavera, verdes en verano), que tienen una singular belleza. En la parte litoral se encuentra uno de los paisajes lacustres más atractivos del Mediterráneo, con grandes lagunas rodeadas de carrizales y juncares. En su periferia, grandes extensiones de suelos salinos con vegetación halófila (salicores fruticosos, juncos de mar) y además las largas y desiertas playas arenosas, con dunas coronadas por arenaria y otras muestras de vegetación psamófila, bien adaptada al medio.

   La modalidad de parque natural parece la más apropiada, pues hace compatible una decidida acción protectora con, el mantenimiento y la mejora del aprovechamiento ordenado de las producciones del espacio protegido, y con el fomento de los contactos entre el hombre y la naturaleza por medio de la potenciación del conocimiento de los valores y atractivos de la zona, dentro de un planteamiento que han demostrado viable numerosas experiencias internacionales.

La vegetación del delta del Ebro, por sus peculiares características, es única en las tierras catalanas, no tanto por la rareza de sus comunidades vegetales sino por su potencial cuantitativo. Los últimos catálogos florísticos señalan 515 especies.

Las zonas salobres, con plantas muy adaptadas por la sosa concentrada en sus tejidos que les permite mantener una elevada presión osmótica para evitar la desecación, se encuentran especialmente en los puntos de contacto entre el delta y el mar, a causa de la salinización producida por la acción directa del mar y por la salinidad de la capa freática.' En estos salobrales aparecen con frecuencia las dunas (conocidas por"tores" "muntells "en la comarca), más o menos fijadas por la vegetación. En una primera etapa encontramos la arenaría (A mmophila arenaria),el tártago de mar (Euphorbia paralias),luego se van diversificando las especies, con un primer anillo de Sporolobus pungens,porencima los llamados pancracios marinos (Pancratium maritimum) y en las zonas más elevadas y maduras, el pegamoscas (Ononis natrix),labufalaga marina (Thymelaea hirsuta) Erianthus ravenae; en la zona deltaica septentrional aparece en la última etapa la rara Limoniastrum monopetalum, Los carrizales se encuentran en buena parte de la superficie deltaica, donde hay una capa friática muy elevada generalmente cubierta por el agua, con plantas muy características: el carrizo(Phragmites communis Phragmites communis isiacus), al que acompaña la correhuela mayor (Convolvulus sepium).En los lugares donde hay agua más profunda y estable, aparecen Cladium mariscus, espadañas, (Typha sp) Carex sp. Estas dos últimas plantas fueron objeto de explotación para la fabricación de asientos de sillas, esteras, cestos, etc.

Los bosques de ribera, la única comunidad forestal deltaica, aparecen en las orillas del Ebro, donde el terreno es más elevado y la presencia del agua constante. La alameda ocupa los lugares más altos y en los sectores más bajos aparece la salceda (Salix alba), pero son también frecuentes los alisos, los fresnos, los olmos, las mimbreras y otros árboles de carácter subespontáneo, como los chopos, los eucaliptos, las acacias, los plátanos y especies de interés como Lonicera biflora ("lligabosc de riu"). En el sector de más influencia marina el bosque se va empobreciendo y permanecen las adelfas y los tamariscos. Los arrozales comportan también un tipo de vegetación espontánea. En los pequeños lagos de agua dulce, conocidos por "ullals", crecen nenúfares (Nymphaea alba), y espigas de agua (Potamogeton sp) que crean graves problemas a la agricultura,pues invaden los canales e incluso los mismos arrozales. De hecho, los arrozales se comportan como pequeñas balsas durante la mayor parte del año, y, además de las plantas citadas, encontramos en ellos la espadaña, Lemma sp (dicha aquí "llaponet de pato "), la lentibularia y otras especies que han sido consideradas los vegetales adventicios más notables de esta flora: Ammania coccinea ("presseguera"), Bergia aquatica Lindernia dubia("aufabigueta").

 La diversidad de los hábitats y el clima húmedo y templado propician la aparición de muchos in vertebrados. En otro tiempo las sanguijuelas eran tan abundantes que en los arrozales era preciso llevar las piernas muy protegidas y la exportación de esos animales a lugares remotos llegaba a ser de centenares de mi les cada año. Casi han desaparecido algunas especies, como el   hemíptero Naucoris maculatus (conocido en el delta con el nombre de "cutimaya"), y, por el contrario, se encuentra en expansión el crustáceo Procambarus sp o cangrejo de río americano.
     Los mosquitos, los insectos más conocidos y característicos, han hecho necesaria una lucha sistemática contra el paludismo, endémico en el sector (las campañas fueron iniciadas el 1917 por la Mancomunidad de Cataluña). Entre los lepidópteros hay infinidad de especies que atacan los cultivos, algunas interesantes desde el punto de vista zoogeográfico, como Chilo supressalis, Borbo zelleri o la excepcional presencia de distintas especies del género Danaus sp.En los arrozales hay numerosas especies de pequeños e interesantes crustáceos, como Apus cancriformis.

    Con una base de fauna entomológica tan extensa, los depredadores están bien representados: arácnidos como Argiope lobata, en los arenales, o numerosos odonatos, como los caballitos del diablo o libélulas (Libellula sp) Calopterix sp. En las noches de verano, verdaderas nubes de efímeras (Polymitarcisvirgo) se precipitan contra los puntos luminosos.
     Los coleópteros tienen también una numerosa representación y su papel en los distintos ecosistemas resulta básico:

     Hydrophilus ("iaio") de los arrozales, coq.sus agresivas larvas ("miquels"),los géneros Pimelia de los arenales, Scarabeus,Anoxia, Amphimalon, Elenophorus,etc. Por lo que se refiere a la herpetofauna, destacamos en primer lugar los numerosísimos luciones y culebras bastardas. Las tortugas marinas son en cambio poco frecuentes y las ranitas de San Antonio (Hyla meridionalis).se encuentran casi extinguidas; solamente la rana verde (Rana perezi) se mantiene con una población elevada.

     Entre los sapos encontramos el común y el de espuelas. El sapillo pintojo (Discoglossus pictus) se encuentra aisladamente por todo el delta. Las lagartijas(Podarcis hispánica) son muy abundantes en todo el delta y en las playas se deslizan la lagartija colirroja (A canthodactylus erythrurus) y otras como la lagartija colilarga (Psammodromus algirus). Los tritones sen escasos y las salamanquesas común y rosada (Tarewola mauritanica Hemidactylus turcicus) se encuentran en las edíficaciones.
     Los peces son abundantes a causa del importante papel que el agua tiene en el delta y de los distintos grados de salinidad, que van desde niveles insignificantes en los pequeños lagos de agua dulce de cierta profundidad (ullals) hasta los del mar, pasando por la confluencia del río con aquel. Los esturiones y las lampreas han disminuido drásticamente, igual que los sábalos y las alosas (Alosa sp),.pero por otro lado han aparecido especies nuevas como la perca americana (Micropterussalmoides), el lucio (Esox lucius), el pez gato (lctalurus melas) y el siluro (Silurus glanis). Además de estas especies, más bien escasas, abundan otras como las de los mugilidos, ciprínidos, serránidos, etc., de las cuales se pescan centenares de toneladas cada año. Lasanguilas han sido una pesca tradiciohal (30 a 50 toneladas anuales de anguilas y más de 5 de angulas). Las especies marinas de doradas, verrugatos, corvinas, salmonetes, han dado también justa fama al litoral deltaico.
     En lo que se refiere a los mamíferos, la intensa humanización del delta condiciona la presencia de los grandes mamíferos, que es esporádica (como es el caso de los jabalíes o de los tejones) pero consta la presencia en tiempos pasados de ciervos y corzos. Actualmente quedan algunos conejos de monte y se crían zorros, así como'perduran unos pocos ejemplares de nutrias, erizos o comadrejas. Son en cambio muy frecuentes las ratas, las ratas-de agua, los ratones y las musarañas (Crocidura sp). La población de murciélagos -antes extraordinariamente numerosa ha decrecido mucho.
La avifauna'del delta es la más característica y su importancia cuantitativa y cualitativa sobrepasa en mucho el interés local y posee una máxima importancia internacional. Esta es la causa que en muchas convenciones el delta del Ebro aparezca como zona de máximo interés, pór sus colonias de cría, anátidas, limícolos y aves marinas y por el paso de las aves migratorias invernantes, y aparece siempre dentro de la categoria A, de prioridad de protección urgente.
Esta realidad se hace especialmente patente en el otoño, durante los meses de octubre y noviembre, cuando el arroz ha sido ya cosechado y los campos quedan todavía encharcados y son colonizados por millares y millares de aves acuáticas que pasan en migración o inician su invernada. En el caso concreto de los anátidas, en los meses de noviembre de los años 1980 y 1981 se contaron más de 75.000 ejemplares, además de unas 16.000 fochas. La situación normal en el otoño es la de una media de 53.000 patos y 13.000 fochas, y en el invierno de 26.000 patos y 5.000 fochas. Estas cifras representan más del 90% de los ánades de Cataluña en invierno y aproximadamente un 10% de los invernantes en la Península Ibérica.
Especies de gran interés son el pato cuchara (Anas clypeata) y el ánade silbón (Anas penelope), a pesar que la mayor parte de las bandadas está constituida por ánades reales (Anas platyrhynchos). Son también interesantes otres especies como el tarro blanco (Tadorna tadorna), el ánade friso (Anas strepera), la cerceta común (A nas crecca) y el porrón común (A ythyaferina).

Entre otros grupos de aves podemos mencionar el aguilucho lagunero (Circus aeruginosus), la lechuza campestre(Asioflammeus), el avetor común (Botaurus stellaris), el avetorrillo común (Ixobrychus minutus), el martinete (Nycticorax nycticorax), la garcilla cangrejera (Ardeola ralloides), la garcilla bueyera (Bubulcus ibis), la garceta común (Egretta garzetta), la garza real (A rdea cinerea), la garza imperial (A rdea purpurea),el flamenco (Phoenicopterus ruber), el somomurjo lavanco(Podiceps cristatus), el rascón (Rallus aquaticus), la polluela chica (Porzana pusilla), la focha (Fulica atra), el ostrero (Haematopus ostralegus), la cigüeñuela (Himantopus himantopus),la avoceta (Recurvirostra avosetta), la canastera (Glareola pratinicola), la gaviota picofina (Larus genei), la gaviota de Audoin (Larus audouinii), entre muchas otras.
El número de individuos entre las aves varía de los 50,000 a los 100.000, distribuidos en unas 300 especies que representan el 60% de las especies de toda Europa, con una nomenclatura local que incluye unos 250 nombres y la convierte en una de las más ricas del mundo.


9 comentarios:

  1. Es una de las zonas más atractivas de Cataluña.

    Saludos

    IRATI

    ResponderEliminar
  2. Estuve hace años y me encantó... Aparte de que me puse las botas a ver aves.. :-)))
    Muy bellos marcapáginas.. Un cordial saludo..

    ResponderEliminar
  3. ¿sabes PINI?

    lo que dice Irati es muy cierto, el Delta de l'Ebre es una de las zonas más bonitas que tenemos aquí en Catalunya, a parte de muuuuuchas otras como Barcelona y alrededores, la Costa Brava, els Pirieneus i un largo etc :-) :-)

    PINIIIIII.... Si no lo has visitado nunca y te gusta la naturaleza, te aconsejo que te montes un viajecito por Catalunya y visites nuestros parques naturales, las montañas, las playas etc etc , porque estoy segurísima que te encantarian :-)

    Un abrazo,
    LAURA (manresa)

    ResponderEliminar
  4. Também me encantou deveras esse lugar, pelo menos através de fotos e sua explanação... lindos marcadores, Pini!

    Beijo carinhoso.

    ResponderEliminar
  5. Que lujo de detalles nos das siempre Pini, es un placer entrar además de lo bonito de los marca paginas por ellos, saludos.

    ResponderEliminar
  6. Pini, no conozco el Delta del Ebro, pero, por lo que explicas y lo que se ve en los marcapáginas, tiene que ser precioso.
    Un abrazo

    Justa

    ResponderEliminar
  7. Desgraciadamente, de la primera vez que fui en los años ochenta, guardo un recuerdo infausto de lo que vi. Recuerdo ver chorlitejos grandes, patinegros, correlimos y otras especies más agonizando en las aguas contaminadas por el abuso de los pesticidas.

    Por supuesto, es una joya de enorme valor donde uno se asombra de la variedad de aves existente. Habría que doblar o triplicar el cuidado de este espacio de incalculable valor.

    La última vez que estuve, también hace algunos años, me tocó desenredar a un joven de gaviota patiamarilla inmovilizada por un ovillo de hilo de pescar. Afortunadamente y gracias a las indicaciones de ciertas personas pude llevarla al centro de recuperación con personal muy amable.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Con todo lujo y detalles vaya descripción del valle del Delta,precioso debe de ser,no lo conozco.
    Los marcapaginas del 10 ,saludos amigo Pini

    ResponderEliminar
  9. Muy bien documentada la entrada,Pini, el Delta solo lo conozco de verlo a través de las ventanillas del tren en uno de mis desplazamientos hace años para ir a trabajar a Barcelona, creo que merece una visita más amplia a pesar de los deterioros y la presión que se ejerce sobre este espacio natural.
    Un saludo.

    ResponderEliminar