jueves, 18 de octubre de 2012


Cigüeñas Blancas
(fragmento)


De cigüeñas la tímida bandada,
recogiendo las alas blandamente,
pasó sobre la torre abandonada,
a la luz del crepúsculo muriente;

hora en que el Mago de feliz paleta
vierte bajo la cúpula radiante
pálidos tintes de fugaz violeta
que riza con su soplo el aura errante.

Esas aves me inquietan; en el alma
reconstruyen mis rotas alegrías;
evocan en mi espíritu la calma,
la augusta calma de mejores días.

Afrenta la negrura de sus ojos
al abenuz de tonos encendidos,
y van los picos de matices rojos
a sus gargantas de alabastro unidos.

Vago signo de mística tristeza
es el perfil de su sedoso flanco
que evoca, cuando al sol se despereza,
las lentas agonías de lo Blanco.

Con la veste de mágica blancura,
con el talle de lánguido diseño,
semeja en el espacio su figura
el pálido estandarte del Ensueño.

Y si, huyendo la garra que la asecha,
el ala encoge, la cabeza extiende,
parece un arco de rojiza flecha
que oculta mano en el espacio tiende.

A los fulgores de sidérea lumbre,
en el vaivén de su cansado vuelo,
fingen, bajo la cóncava techumbre,
bacantes del azul ebrias de cielo...

Guillermo Valencia: Poeta y político
Colombiano ( 1873 – 1943)

5 comentarios:

  1. Hoy, en un viaje que hago todas las semanas, eché de menos las cigüeñas que hasta hace muy poco se veían volando y asomando en los nidos, que asombrosamente se distribuyen a lo largo de los dos lados de la carretera, colgando, a intervalos regulares, de los postes de la luz.........
    Un abrazo

    Justa

    ResponderEliminar
  2. Precioso poema y marcapáginas para esta bella dama.. Una de nuestras aves mas queridas.. Enhorabuena y un cordial saludo..

    ResponderEliminar
  3. Si hay algo reálmente bello en la altiva torre de una iglesia, esa es la pareja de cigüeñas picoteánse el rostro con la más absoluta entrega. Todo un poema visual.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Que versos tão ternos... um marcador precioso... eu gosto muito das cegonhas: elas têm um aspecto gracioso...

    Bom fim de semana.
    Beijo carinhoso.

    ResponderEliminar
  5. Acabo de ver que el comentario que te puse en esta entrada no está..¡Algo hice mal! Pero bueno, decirte que esta imagen hacen que vuelvan a mi memoria nostálgicos retazos de mi niñez en los que siempre vivíamos con asombro la llegada de las cigüeñas a la torre de la iglesia de mi pueblo... Y no puedo evitar que se me ponga un nudo en la garganta al evocar aquellos momentos..Gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar