miércoles, 14 de noviembre de 2012

S E T A S

Con las abundantes lluvias caídas estos días, afortunadamente, nuestros bosques rebosan vida por doquier y  algunos de los muchos seres vivos que aparecen  en esta época, cuando la climatología es propicia, como es el caso, son las setas. Para unos, un manjar exquisito, para otros, unos "modelos"  magníficos para realizar fotos maravillosas. En mi caso, ni lo uno ni lo otro, pues comerlas, siempre  he sido reacio, por temor a equivocar especies comestibles con tóxicas y la fotografía, no tengo los conocimientos necesarios, por falta de tiempo, para realizar buenas fotos. Siempre me ha gustado mirarlas y observar sus características e intentar identificarlas, por puro pasatiempo; me resultan atrayentes y me parecen mágicas.
En estos días de lluvia me he entretenido haciendo unos marcapáginas con fotos que he encontrado en folletos y describiendo un poco las características de algunas de ellas, abundantes en mi región.

 SETAS COMESTBLES


 SETAS TÓXICAS

   Las setas son los esporocarpos, o cuerpos fructíferos, de un conjunto de hongos pluricelulares llamados basidiomicetus , que incluye muchas especies. Suelen crecer en la humedad que proporciona la sombra de los árboles, pero también en cualquier ambiente húmedo y con poca luz. Unas especies son comestibles y otras son venenosas, e incluso existen varias con efectos psicoactivos.
Las setas más comunes son las que tienen forma de paraguas abierto.
El sombrero de las setas puede adoptar varias formas, incluso en la misma especie puede variar a lo largo del tiempo. Hay que tomar nota de su forma, quizá haya varios especímenes en diferentes fases de desarrollo próximos entre sí y podamos apreciar estas diferencias. Las formas más comunes son : globoso, ovoide, acampanado, hemisférico, convexo, plano, mamelonado, hundido, embudado.
Así mismo, el borde del sombrero puede ser : enrollado, ondulado o sinuoso, rajado, estriado, con verrugas, con restos de la volva, escamoso.
También hay que fijarse en su superficie. Algunos son lisos, pero otros pueden estar cubiertos de escamas, pelillos, verrugas. Puede ser brillante o mate, seco o húmedo al tacto. 
 En la parte inferior del sombrero es donde se producen las esporas y pueden ser de diferentes tipos:con laminillas, con tubos, esponjosas, pliegues.
La forma en que las laminillas se unen al tronco también es muy importante para su identificación.
Por otra parte, el tamaño, la forma y la consistencia del pie o tronco, también es un elemento muy importante a la hora de identificar una seta.
La afición a coger setas ha aumentado de modo asombroso, no hay más que ir a cualquier bosque un fin de semana otoñal para comprobar la presencia de personas que van echando en una bolsita los hongos que encuentran. El motivo de tal afición se reduce a obtener unos alimentos que tienen fama de sabores especiales, sin considerar un conocimiento científico sobre los hongos en general. El riesgo de intoxicación afecta a este grupo de personas aficionadas a su consumo, y de vez en cuando aparece alguna familia afectada por comer setas venenosas.
Lo sorprendente es que especies tóxicas hay muy pocas en Europa, unas 50, y verdaderamente temibles sólo media docena, por lo que con solo conocer estas pocas se evitarían esos lamentables casos. La culpa hay que atribuirla a una serie de falsas reglas empleadas para conocer las setas como: tener buen aspecto, por su parecido a los níscalos o a los champiñones, por su color discreto, por su carencia de mal olor, porque siempre son comestibles las de tal lugar, por superar la prueba absurda de cocerlas junto a una moneda de plata y no oscurecerla, la imposible destrucción del veneno sumergiendo las setas en vinagre y sal, la deducción de su inocuidad por la comprobación de que no fueron tocadas por animales como erizos, víboras, sapos, caracoles o babosas. No es definitivamente eficaz la prueba de dar de comer con antelación a gatos o perros, pues aparte de su diferente sensibilidad con respecto a las personas, tardan a veces tanto tiempo en aparecer los síntomas de intoxicación que erróneamente podría pensarse que eran comestibles, y ciertas setas venenosas pueden presentar los síntomas de intoxicación varios días después de ser comidas.





12 comentarios:

  1. Buena descripción sobre las setas,siendo comestibles a mi personalmente me encantan,saludos amigo

    ResponderEliminar
  2. A mi me pasa lo que a ti.. siempre me ha gustado conocerlas e identificarlas, pero comerlas así tal cual como que me da pánico.. Muy interesante tu entrada y bonitos marcapáginas.. Un saludillo..

    ResponderEliminar
  3. Pues a mí me pasa lo mismo que a ti y a Ana: durante años no volví a comerlas (mi hospital me costó), y ahora sólo como de las compradas, no de paisanos que las recolectan.
    Los marcapáginas te quedaron preciosos.
    Un abrazo

    Justa

    ResponderEliminar
  4. Yo, desde que murió mi padre hace ya unos 17 años, no he vuelto a probar ninguna seta que no sean de las compradas...Aquellas las comía con una seguridad que de momento nadie me ha dado...Además¡¡Que diferencia de sabor (aún utilizando la misma receta) entre aquellas y estas de ahora!!!!!.

    Bonita entrada y mejor información.
    Un saludo

    Pepi

    ResponderEliminar
  5. Cogumelos comestíveis são pequenos detalhes que encantam e incrementam exoticamente a culinária. Quanto à identificação das diferentes espécies, nunca foi minha especialidade.
    Prazerosa leitura sobre esses mágicos seres que me lembram os contos de fadas. :)
    Bonitos marcadores.

    Beijos e flores com carinho.

    ResponderEliminar
  6. Bonitos marcapáginas. Espero algun dia tener tiempo de estudiar este mundo. Me fascinan sus formas y sobretodo su toxicidad. Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Buen entretenimiento el tuyo haciendo estos bonitos marcapáginas.

    Esta semana ya he degustado las sabrosas " Tricholoma Terreum ", "Negrillas" en castellano y "Fredolics" en catalán, recogidas en los bosques de mi zona.

    ¡ Qué delicia ! lo que nos ofrece la naturaleza.

    Saludos


    ResponderEliminar
  8. Que guapos e ilustrativos estos marcapaginas.Para coger setas lo mejor es empezar con una,dos o tres especies que conoccamos sin error posible y a partir de ahí ampliar poco a poco el circulo...eso si...nunca nunca recolectar una en la que tengamos la más mínima duda.
    Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  9. Que post tan bueno y que blog tan guapo acabo de descubrir
    un saludo desde el mío joanca

    ResponderEliminar
  10. Me gustan las setas pero, cuando las veo formando un bodegón entre la espesa naturaleza de cualquier paisaje no puedo arrancarlas por no estropear la obra sobresaliente de la naturaleza. Los escenarios naturales con setas son extraordinarios.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Muy bonitos los marcapágina y todo lo que describes sobre las setas. Las setas son bonitas a la vista especialmente las venenosas, que tienen un colorido llamativo. Muy buen post. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Me encantan todos los que nos enseñas,pero estos de setas han quedado fenomenales. A mi todo lo de naturaleza me gusra. Los fines de semana me voy de Lugo y hasta hace unos días he recogido setas en mi aldea, pero solo recojo Boletus que preparo luego y están exquisitos.
    Me encanta ver como el campo en esta época, nos ofrece de todo : colorido, un olor especial y exquisiteces como las setas, que lo único que nos piden es que las recojamos con cuidado.
    De todos modos, relacionado con los marcapáginas, tengo que decir que de setas, creo que notengo ninguno, así que enhorabuena por los tuyos tan bonitos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar