sábado, 30 de junio de 2012

Espacios naturales de Andalucía - 2


Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Guía del excursionista (2ª ed.)

Autor: Enrique Marín Fernández

El Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas constituye el mayor espacio protegido de la Península Ibérica. Su extensión, más de 214.000 ha, le hace ocupar una superficie equivalente a la de toda la provincia de Vizcaya, convirtiéndole en uno de los mayores territorios destinados a la conservación del continente europeo.
Pero no solamente por la enorme extensión protegida bajo esta figura es importante el territorio del que es objeto este libro. Lo es también por sus grandes valores naturales. Aquí se encuentra la mayor mancha forestal de España. Es el segundo lugar de nuestro país, tras Sierra Nevada, en riqueza de flora endémica. Constituye uno de los enclaves faunísticos más importantes de Europa. Por otra parte, es un significativo nudo hidrográfico, cuna del río Segura y de la principal arteria fluvial de Andalucía, el Guadalquivir.
El paisaje que el viajero puede contemplar es una admirable síntesis de los mejores valores de las montañas andaluzas: enérgicos picos, profundos cañones, solitarias y amplias altiplanicies, pequeñas aldeas perdidas en recónditos parajes, en donde el tiempo parece detenido…
A pesar de la fama de este espacio protegido, muchas áreas de su interior permanecen casi inéditas. Con las 50 propuestas para caminar por estas sierras que figuran en la presente guía, su autor pretende que ese desconocimiento se torne en admiración y respeto por un paisaje del que todos los andaluces hemos de sentirnos orgullosos.

Valle del Guadiaro. Guía del excursionista (2ª ed.)

Autor: Manuel Becerra Parra


El Valle del Guadiaro es uno de esos parajes andaluces que aún permanecen vírgenes para el turista que los visita. Lejos de las aglomeraciones que caracterizan a otros espacios naturales, estas sierras suponen para el caminante un paraíso en el que el canto de los pájaros y el sonido del viento entre los árboles no son perturbados por la acción del hombre.
Una enorme diversidad climática y geológica permite que se desarrolle una amplia gama de formaciones vegetales que van desde los matorrales de alta montaña hasta los bosques de laurisilva, pasando por importantes masas de alcornoques, encinas, quejigos e incluso castaños. Estos ecosistemas a su vez albergan una de las mejores representaciones faunísticas de Europa en la que sobresalen las poblaciones de buitre leonado, cabra montés y murciélagos. Todo ello ha propiciado que gran parte de su territorio quede incluido dentro de los parques naturales Sierra de Grazalema y Los Alcornocales.
Pero no todo es naturaleza. Su emplazamiento en una importante vía de comunicación ha significado que estas tierras hayan vivido una intensa historia desde hace 200.000 años. Iberos, fenicios, romanos, visigodos, árabes y castellanos han dejado su huella en un impresionante patrimonio en el que destaca la Cueva de la Pileta. Fruto de ese devenir histórico son los cuatro pueblos que componen el valle, poblaciones de blanca cal y trazado árabe que atesoran tradiciones únicas y una rica gastronomía en la que resaltan las chacinas.
Las veinte rutas que aparecen en este libro pretenden que el amante de la naturaleza y todo aquel que recorra estos privilegiados paisajes pueda disfrutar de la riqueza natural y patrimonial que guarda esta zona de Málaga.


Autor: Enrique Marín Fernández

El Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche es uno de los espacios protegidos de mayor extensión de la región andaluza. Ocupa la parte más occidental de Sierra Morena, actuando su superficie como un corredor biológico de capital trascendencia.
Su paisaje no destaca por la espectacularidad del relieve, ni su cubierta vegetal se significa por la ausencia de intervención antrópica. Al contrario. Se trata, más bien, de un conjunto montañoso que se caracteriza por pendientes generalmente suaves que conforman unas sierras poco elevadas. La vegetación, asimismo, aunque gracias a la alta pluviosidad se extiende prácticamente por todo su territorio, da muestras de un grado de manejo humano considerable. Sin embargo, todo ello contribuye a constituir una armónica simbiosis de hombre y biosfera poco común en nuestro país, rica al mismo tiempo en valores naturales y culturales. Se podría decir, en suma, que estamos ante el bosque habitado.
En este sentido, entre los principales elementos caracterizadores de dicha simbiosis se podrían enumerar los castañares, cultivo arbóreo de gran valor paisajístico y económico, las dehesas, la más racional forma explotación de medio natural en la Península, y la bien conservada arquitectura de sus bellísimos pueblos, que, milagrosamente, ha llegado hasta nuestros días.
La red de caminos, señalizados o no, de este Parque es muy notable. Sin embargo, este patrimonio en forma de senderos y veredas del que tenemos la suerte de disponer se encuentra infrautilizado por los numerosos visitantes de este espacio protegido, que acuden principalmente desde los grandes núcleos de población, como es el caso de Sevilla. Dar a conocer ese patrimonio y sacarlo a la luz es la finalidad de este guía excursionista. Pero, sobre todo, que seamos capaces de admirarlo sin menoscabar su gran belleza.

domingo, 24 de junio de 2012

Puzzle . Gineta

Marcapáginas realizado por Natalia, a partir de una obra de Arturo de Miguel.
Muchas gracias a los dos.


Gineta ( Genetta genetta )
Pequeño carnívoro de aspecto esbelto, aunque paticorto, que destaca sobre todo por su larga y peluda cola anillada, su puntiagudo hocico y su moteado pelaje. Aunque cuentan con una amplia variedad de señales vocales y visuales, el sentido del olfato es el que predomina, tanto para localizar alimento como para la comunicación social. La comunicación química por olores es importante en el mundo de la gineta que posee, asociada a la región genital, una glándula especial que secreta sustancias de fuerte olor, persistentes después de largo tiempo, que combina con otras marcas también olorosas al ir frotando con sus patas traseras y sus costados rocas u otros objetos prominentes que va encontrando en sus correrías nocturnas. Es un animal sedentario y nocturno, muy adaptable ya que se desplaza con agilidad tanto por tierra como trepando a los árboles, haciendo fácil hasta el sendero más angosto y difícil.
Se alimenta principalmente de micromamíferos y pequeñas aves, aunque también consume invertebrados, anfibios, reptiles, huevos y, si escasean otros recursos, puede alimentarse incluso de frutos.
Aunque puede criar durante todo el año, suele reproducirse con más frecuencia en primavera, donde suelen tener 2 camadas, de 2 ó 3 cachorros al año. Cuando transportan a las crías, las sujetan con la boca por el cuello.
Sus uñas semirretráctiles les permiten trepar bien por los troncos y no gustan de bajar al suelo. De origen africano, se cree que la gineta se instaló en Europa en el siglo VIII, con las invasiones sarracenas, y parece que su nombre proviene de los jinetes árabes (zenetes), que gustaban de llevar pieles de esta especie en sus monturas. Sin embargo también se especula que pudiera haber sido introducida en europa mucho antes, en la época de los romanos.

Fuente : Faunia.es

martes, 19 de junio de 2012

Espacios naturales de Andalucía - I


Sierra de Mijas. Guía del excursionista

A modo de gran pulmón natural, la Sierra de Mijas nos ofrece la enorme riqueza de su flora, fauna, y paisajes, todo a una relativa corta distancia de la ciudad. Las características geológicas de su formación, con desniveles de más de 1000 m, y un cierto aislamiento de otros núcleos montañosos, nos permiten vislumbrar desde sus cumbres, auténticos balcones naturales, inigualables panorámicas que en días claros nos permiten divisar incluso la costa africana.
En esta guía les ofrecemos la oportunidad de escapar de la ajetreada vida cotidiana y disfrutar de su tiempo libre realizando una actividad tan saludable como el senderismo o el ciclismo. En ella recogemos gran parte de la amplia red de senderos señalizados, y también algunos ancestrales caminos, no señalizados, que van desdibujándose por el escaso uso.
Asimismo, en nuestro deseo de satisfacer a nuestros lectores, les ofrecemos diferentes rutas para realizar en bicicleta, en las que se incluyen las ascensiones más emblemáticas que en esta sierra podemos realizar.


Sierra Mágina. Guía del excursionista (2ª ed.)


jueves, 14 de junio de 2012

OS ANCARES





El valor de lo auténtico

No es posible encontrar una comarca más singular y diferente que la comarca de Os Ancares, situada en la frontera entre Galicia y León. La vida en ella transcurre vinculada inseparablemente al difícil y frondoso territorio que la define, con fuertes pendientes y una riqueza forestal sin igual, salpicado de infinidad de cientos de pequeños núcleos de población, más concentrados en la zonas montañosas y más extensos a medida que se suaviza la orografía; todos ellos próximos, cómo no, a las áreas de aprovechamiento agrícola y de silvicultura. 
Las cumbres míticas para la memoria de los aficionados gallegos y leoneses al montañismo, los valles amplios con paisajes revitalizadores, surcados por ríos y riachuelos en constante sinfonía, la arquitectura popular, los restos históricos, las escenas y el ritmo de la vida rural hacen de Ancares no sólo una reserva natural, sino un espacio para experimentar el valor de lo auténtico. 

El medio natural de Os Ancares

En las montañas del noroeste peninsular tiene lugar el encuentro del mundo mediterráneo y el mundo atlántico, ya que es aquí donde se encuentra el límite entre estas dos regiones geográficas, la región Eurosiberiana y la región Mediterránea.
Cada una de estas regiones está caracterizada por un conjunto de especies y de comunidades vegetales que las distinguen de las regiones contiguas principalmente por las particularidades climáticas, geográficas e históricas que la definen. La región Eurosiberiana comprende la mayoría de Europa mientras que la región Mediterránea se encuentra bordeando las costas del Mar Mediterráneo, en este sentido la península Ibérica pertenece a la región climática mediterránea en su práctica totalidad. Precisamente la zona de contacto entre las dos regiones se encuentra a lo largo del Mar Cantábrico y de la Sierra de Ancares se puede decir que es la frontera entre una y otra región. Esta identidad de territorio fronterizo le otorga a Ancares una gran biodiversidad ya que engloba especies que están en su límite de distribución y que son muy raras en el resto de Galicia.
A pesar de los quebraderos de cabeza que trajo consigo la inclusión de la comarca en una de las regiones climáticas que ejercen su influencia sobre la vida de Ancares, actualmente se considera que está incluida en la región Eurosiberiana, y más concretamente en la provincia Orocantábrica, sector Laciano-Ancarense y subsector Naviano-Ancarense. Las provincias, sectores y subsectores son subdivisiones establecidas en el interior de las regiones para identificar y definir con más precisión los distintos tipos de flora y vegetación.
En torno a esta peculiaridad se han efectuado numerosos estudios ya que en Ancares entran en contacto dos subsectores pertenecientes a dos regiones diferentes por lo que la diversidad vegetal es muy superior a la existente en otras zonas limítrofes. Rodríguez Guitián y Guitián Rivera (1993) sitúan el límite de la región mediterránea en una cota en torno a los 1.000 metros en los valles meridionales de Los Ancares leoneses formados por los ríos Valcárcel, Ancares, Burbia y Cúa. De todos modos estos mismos autores reconocen influencias mediterráneas en la cuenca del Río Navia ya que en Ancares lucenses, indicadas por la presencia de ciertas especies propias de regiones climáticas mediterráneas como son el madroño (Arbustus unedo), el alcornoque (Quercus suber), el piorno gatiña (Genista falcata) y el cantueso (Lavandula stoechas subsp. sapaina).
No sólo esta particularidad fomenta la diversidad vegetal en Ancares, ya que en unos pocos kilómetros en Ancares uno puede subir desde los 300 metros del cauce del Río Navia, al norte del municipio de Navia de Suarna,   hasta los 1.935 metros sobre el nivel del mar del pico Mostallar, el pico más alto de la parte gallega de Ancares aunque superado con creces por el Cuiña y el Miravalles en León. En estos más de 1.600 metros de desnivel la orografía se torna compleja y forma una intrincada red hidrológica que drena el Navia, en tanto que la naturaleza de los materiales geológicos y la variedad de formaciones geomorfológicas, con formaciones de origen glaciar y de origen fluvial, no hacen sino incrementar la heterogeneidad del mosaico ecológico de la comarca. 

domingo, 10 de junio de 2012

ABEJARUCO

Abejaruco ( Merops Apiaster )
El abejaruco europeo o abejaruco común (Merops apiaster) es una especie de ave coraciiforme de la familia Meropidae, característico por la policromía de su plumaje.
Su tamaño es generalmente de 25 a 29 cm de largo,y una envergadura alar de entre 36 y 40 cm.2 Pesa entre 50 y 70 gr.
Ave inconfundible por la multitud de colores que presenta: pecho azul, vientre verdoso, cabeza canela, cuello amarillo y la lista negra que adorna su ojo,pico típico de insectívoro, largo, fino y algo curvo.
En el año 1890 el naturalista Edward Wright realizó un estudio sobre la coloración de esta ave, llegando a la conclusión de que todos los colores excepto el rojo estaban presentes en su plumaje, el rojo no estaba presente en su plumaje pero sí en el iris de los ojos de los ejemplares adultos.
Su voz es un "priurr" o un "riiuup". Viven entre 5 y 10 años.
Descrito por Linneo en 1758 como Merops apiaster Es una especie monotípica, es decir, sin subespecies reconocidas.
Posee un agudo sentido de la vista que le permite distinguir una abeja a aproximadamente veinte metros. Suele escrudiñar los alrededores desde una atalaya sobre la que se posa en busca de insectos. Cuando divisa alguno que pasa cerca, se lanza sobre el y lo pinza con el pico.
Sus presas preferidas son sobre todo abejas, pero no le desagrada ningún otro insecto volador: mariposas , avispas, libélulas, tábanos  y abejorros ; estos últimos, una vez pinzados con el pico, los mata y después los golpea hasta que el aguijón se desprende para poderlos engullir.
Es un ave migradora. Está presente en España en época estival, desde finales de marzo y hasta finales de septiembre. No está presente en alta montaña por encima de los 1.50o m.
Existen teorías de que es una especie de origen tropical, debido sobre todo a la variedad de colorido, puesto que las aves de las zonas templadas presentan coloraciones más discretas adaptadas a una función de camuflaje, con algunas excepciones como el Martín pesacador, la Urraca  o la Oropéndola. Esto habría sido posible gracias a su facilidad para colonizar nuevos territorios como cortes en el terreno de vías ferroviarias, carreteras, autovías, etc.
Vive en zonas abiertas: cultivos, pastizales, con vegetación dispersa; que tengan cortados en las que pueda anidar.
Es un ave gregaria y sociable. Suele posarse a descansar en los cables de tendido eléctrico, casi nunca en el suelo. Posee un vuelo acrobático, con aleteos rápidos y planeos.
Nidifica en los taludes del curso medio de los ríos y muy comúnmente en los taludes y terraplenes de las carreteras. Horada un agujero en la pendiente, de trayectoria oblicua de unos 20-30 grados respecto de la horizontal, que puede llegar a los 2 metros de longitud. Al final de dicho agujero acondiciona una pequeña cámara donde pone de 4 a 6 huevos blancos directamente en el suelo y que incuba entre 19 y 21 días.