jueves, 29 de noviembre de 2012

PECES MARINOS . Rethymno ( Creta )





¿ Sabías que los peces también pueden sentir sed ?
Sí, los peces de mar pueden sentir sed y deben tomar agua. El mar contiene gran cantidad de sales, con una densidad media de alrededor de 35 gramos por litro, que al disolverse en el agua se separan y forman iones: de sodio –ión positivo–, de cloruro –ión negativo–, de magnesio –ión positivo–, etcétera.
Por otra parte el cuerpo de los peces está constituido en su mayor parte de agua, siendo el resto un conjunto de sustancias orgánicas –proteínas, azúcares y grasas– y también sales, que a su vez también se encuentran en estado iónico disueltas en los líquidos corporales. Muchos animales marinos poseen una baja concentración de sales en su cuerpo y, por tanto, necesitan una concentración alta en su entorno para poder sobrevivir.
No obstante, los peces de mar se encuentran frente a un grave problema: el proceso osmótico: Si dos volúmenes de agua con distintas concentraciones salinas se ponen en contacto, sólo separados por una membrana permeable, el agua del sector con menos sal comienza a fluir hacia donde se encuentra el agua de mayor densidad. De esta forma, como el agua del mar es considerablemente más salada que los líquidos del interior de los peces, éstos pierden constantemente agua a través de sus branquias.
Para evitar morir deshidratado, el pez necesita beber agua, encontrándose con un nuevo inconveniente inherente al medio en el que habita: la gran cantidad de sal. Afortunadamente, su organismo le concede dos formas de eliminar el aporte excesivo de sal: la orina y el epitelio branquial.
Se concluye de esto que si el medio en el que estos animales están acostumbrados a vivir cambia radicalmente su salinidad, probablemente no sobrevivirían demasiado tiempo.

sábado, 24 de noviembre de 2012

AMPELIS EUROPEO

Marcapáginas obsequio de Denny Post, una coleccionista holandesa, realizado por ella misma, a partir de una foto hecha por su marido, Simon Post, un gran fotógrafo de la naturaleza . Podéis ver sus obras en el enlace que le tengo puesto en el blog - Fotos de Aves -, en el apartado, ENTRETENIMIENTO.


El Ampelis europeo ( Bombycilla garrulus ) es un ave paseriforme, de la familia Bombycillae, presente en las bosques fríos y templados del continente europeo.
Ave canora, de  tamaño similar al Estornino, con cresta de plumas, pardogrisácea, con el borde de las alas blanco y amarillo, secundarias céreas y rematadas en rojo, extremo de la cola en amarillo y obispillo rojizo. Garganta y máscara negras.
Ave nidificante en los bosques nórdicos de coníferas y abedules.
 Cuando el invierno es riguroso en el norte, el Ampelis se desplaza hacia el sur, presentándose en los bosques de los países de la cuenca mediterránea, en cantidad variable según el año.También suelen emigrar a latitudes más al sur, si la cosecha de bayas, principal alimento de esta especie, escasea en el norte.
Nidifica en los árboles, a una altura de 4 a 5 metros, pero también en las copas de las coníferas, enmarañadas por multitud de líquenes.El nido es resistente, construido con ramas, líquenes y musgo, tapizado con pelos de Reno, en el que la hembra pone de 4 a 6 huevos, siendo incubados por ella, mientras el macho le aporta comida durante las dos semanas que dura la incubación. También durante el celo el macho aporta comida a la hembra, rodeándola con la cresta erizada y las alas colgando. En agosto abandonan el territorio del nido.
Algunas bandadas son muy esquivas; otras,  en cambio, son tan confiadas que uno puede observar a estos soberbios pájaros a una distancia no superior a un metro. 
Como amantes de las bolas de muérdago, que se conservan hasta bien entrado el invierno, son considerados como propagadores de esta planta parásita. 
A principios de la primavera regresan a sus áreas de cría.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

PICO PICAPINOS.

Marcapáginas realizado por Natalia, a partir de una acuarela de Arturo de Miguel ( El pintor y la naturaleza )    para mi colección particular. Así que muchas gracias a los dos.

CURIOSIDADES DE LOS PAJAROS CARPINTEROS

 Hay 218 especies de pájaro carpintero distribuidas alrededor del mundo. 
• La mayoría de los pájaros carpinteros tienen 4 dedos en sus patas, dos de ellos apuntando hacia delante mientras los otros dos hacia atrás. 
• Algo que caracteriza a estos pájaros es que poseen lenguas largas, las que usan para atrapar insectos en lugares difíciles de alcanzar. 
• Los pájaros carpinteros tienen patas cortas uñas muy afiladas, lo que les ayuda a aferrarse y a trepar a las cortezas de los árboles. 
• Estos pájaros tienen un par de fuertes plumas en la cola que les ayuda apoyarse de manera vertical a los árboles mientras picotean. 
• Poseen un cráneo macizo que protege su cerebro del continuo martilleo a los troncos de los árboles. 
• Tanto el macho y la hembra del pájaro carpintero se encargan de la incubación de sus polluelos, los cuales nacen ciegos y desnudos. 
• Plumas cerdosas y gruesas en las ventanas nasales les guardan contra las escamas de madera que crean al picotear. 
• Los pájaros carpinteros crean nuevos agujeros cada año. Las cavidades abandonadas son aprovechadas por otros animales como estorninos, herrerillos, búhos, ardillas, etc.

sábado, 17 de noviembre de 2012

ABEJARUCO. Puzzle

Puzzle formado por dos marcapáginas para promocionar la novela "El Reino del Azahar ", escrita por Linda Belago y editada por la Editorial Temas de Hoy. En realidad es el mismo marcapáginas, por el anverso y el reverso. De su diseño forma parte una de las aves más bonitas que nos visitan en la primavera y el verano, después de pasar los meses más fríos en el continente africano, alegrándonos la vista con su bello colorido y el oído, con su canto aflautado.


Poema Malestar Y Noche de Federico García Lorca
 Abejaruco.
En tus árboles oscuros.
Noche de cielo balbuciente
y aire tartamudo.
Tres borrachos eternizan
sus gestos de vino y luto.
Los astros de plomo giran
sobre un pie.
Abejaruco.
En tus árboles oscuros.
Dolor de sien oprimida
con guirnalda de minutos.
¿Y tu silencio? Los tres
borrachos cantan desnudos.
Pespunte de seda virgen
tu canción.
Abejaruco.
Uco uco uco uco.
Abejaruco.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

S E T A S

Con las abundantes lluvias caídas estos días, afortunadamente, nuestros bosques rebosan vida por doquier y  algunos de los muchos seres vivos que aparecen  en esta época, cuando la climatología es propicia, como es el caso, son las setas. Para unos, un manjar exquisito, para otros, unos "modelos"  magníficos para realizar fotos maravillosas. En mi caso, ni lo uno ni lo otro, pues comerlas, siempre  he sido reacio, por temor a equivocar especies comestibles con tóxicas y la fotografía, no tengo los conocimientos necesarios, por falta de tiempo, para realizar buenas fotos. Siempre me ha gustado mirarlas y observar sus características e intentar identificarlas, por puro pasatiempo; me resultan atrayentes y me parecen mágicas.
En estos días de lluvia me he entretenido haciendo unos marcapáginas con fotos que he encontrado en folletos y describiendo un poco las características de algunas de ellas, abundantes en mi región.

 SETAS COMESTBLES


 SETAS TÓXICAS

   Las setas son los esporocarpos, o cuerpos fructíferos, de un conjunto de hongos pluricelulares llamados basidiomicetus , que incluye muchas especies. Suelen crecer en la humedad que proporciona la sombra de los árboles, pero también en cualquier ambiente húmedo y con poca luz. Unas especies son comestibles y otras son venenosas, e incluso existen varias con efectos psicoactivos.
Las setas más comunes son las que tienen forma de paraguas abierto.
El sombrero de las setas puede adoptar varias formas, incluso en la misma especie puede variar a lo largo del tiempo. Hay que tomar nota de su forma, quizá haya varios especímenes en diferentes fases de desarrollo próximos entre sí y podamos apreciar estas diferencias. Las formas más comunes son : globoso, ovoide, acampanado, hemisférico, convexo, plano, mamelonado, hundido, embudado.
Así mismo, el borde del sombrero puede ser : enrollado, ondulado o sinuoso, rajado, estriado, con verrugas, con restos de la volva, escamoso.
También hay que fijarse en su superficie. Algunos son lisos, pero otros pueden estar cubiertos de escamas, pelillos, verrugas. Puede ser brillante o mate, seco o húmedo al tacto. 
 En la parte inferior del sombrero es donde se producen las esporas y pueden ser de diferentes tipos:con laminillas, con tubos, esponjosas, pliegues.
La forma en que las laminillas se unen al tronco también es muy importante para su identificación.
Por otra parte, el tamaño, la forma y la consistencia del pie o tronco, también es un elemento muy importante a la hora de identificar una seta.
La afición a coger setas ha aumentado de modo asombroso, no hay más que ir a cualquier bosque un fin de semana otoñal para comprobar la presencia de personas que van echando en una bolsita los hongos que encuentran. El motivo de tal afición se reduce a obtener unos alimentos que tienen fama de sabores especiales, sin considerar un conocimiento científico sobre los hongos en general. El riesgo de intoxicación afecta a este grupo de personas aficionadas a su consumo, y de vez en cuando aparece alguna familia afectada por comer setas venenosas.
Lo sorprendente es que especies tóxicas hay muy pocas en Europa, unas 50, y verdaderamente temibles sólo media docena, por lo que con solo conocer estas pocas se evitarían esos lamentables casos. La culpa hay que atribuirla a una serie de falsas reglas empleadas para conocer las setas como: tener buen aspecto, por su parecido a los níscalos o a los champiñones, por su color discreto, por su carencia de mal olor, porque siempre son comestibles las de tal lugar, por superar la prueba absurda de cocerlas junto a una moneda de plata y no oscurecerla, la imposible destrucción del veneno sumergiendo las setas en vinagre y sal, la deducción de su inocuidad por la comprobación de que no fueron tocadas por animales como erizos, víboras, sapos, caracoles o babosas. No es definitivamente eficaz la prueba de dar de comer con antelación a gatos o perros, pues aparte de su diferente sensibilidad con respecto a las personas, tardan a veces tanto tiempo en aparecer los síntomas de intoxicación que erróneamente podría pensarse que eran comestibles, y ciertas setas venenosas pueden presentar los síntomas de intoxicación varios días después de ser comidas.





domingo, 11 de noviembre de 2012

ÁMBAR. Museo de Ciencias Naturales de Álava

Ámbar
El ámbarcárabe o succino (del latín succinum) es una piedra preciosa hecha de resina vegetal fosilizada proveniente principalmente de restos de coníferas y algunas angiospermasEtimológicamente su nombre proviene del árabe عنبر, ʻámbar, significando lo que flota en el mar, ya que flota sobre el agua del mar, aunque originalmente se refería al ámbar gris. Es de color marrón claro normalmente.
Los árboles producen la resina como una protección contra enfermedades e infestaciones de insectos, cuando la corteza de un árbol es herida debido a rotura o a un ataque por escarabajos de madera u otros insectos, bacterias u hongos. Después de exudar al exterior, la resina se endurece por polimerización en el interior de rocas arcillosas o arenosas, algunas veces calizas, que se formaban en zonas deltaicas de ríos, generalmente con mucha materia orgánica asociada, y se han conservado en su interior durante millones de años.
El ámbar es un mineral, ya que es una sustancia inorgánica y su 
estructura es definida. Su composición varía dependiendo del árbol 
del que proviene, aunque todos tienen terpenos o compuestos que 
son comunes en las resinas endurecidas.
Los colores del ámbar son muy variados: amarillo (el más común), 
naranja (cognac), rojo (cherry), blanco, café (cajeta), verde azulado y 
"negro" o musgo (tonos oscuros de otros colores), que son menos 
frecuentes que el amarillo. De estos colores se desprende una 
amplia gama de tonalidades. El ámbar rojo de Chiapas es uno de 
los más hermosos.
En muchas ocasiones, la resina, al escurrir sobre la corteza de troncos y ramas, llegó a atrapar burbujas de aire, gotas de agua, partículas de polvo o pequeños seres vivos como plantas (orquídeashongosmusgoslíquenessemillas y un sinfín de flores diminutas), insectosgusanos y otro tipo de animales que van desde diminutas hormigasarañasmosquitosabejastermitasmariposas y libélulas hasta lagartijasranas y escorpiones, quedando guardados y preservados como inclusiones fósiles deshidratadas, pero sin el encogimiento que normalmente causan las deshidrataciones, conservándose de tal forma que su estructura celular y hasta fragmentos de su ADN pueden encontrarse en la actualidad.
Estas inclusiones agregan no sólo belleza a una pieza de ámbar, sino una gran cantidad de información de suma importancia para los científicos, pues de esta manera se tiene conocimiento de la vida de hace millones de años, disponiendo, incluso, de especies ya desaparecidas. Existen muestras de ámbar de gran valor desde el punto de vista paleoambiental, lo que permite que científicos reconstruyan un modelo de un ecosistema de milenios pasados desaparecido hace ya mucho tiempo. El tamaño, el tipo de espécimen, su visibilidad, la cantidad y hasta la posición son factores importantes que intervienen en la evaluación de una inclusión.

viernes, 9 de noviembre de 2012

PECES DE AGUA DULCE





El número de peces continentales que habitan la Península Ibérica es variable según el autor que se consulte, debido a que algunos incluyen especies de estuario, más asociadas a aguas salobres que a las verdaderamente dulces, lo que no es admitido por todos.
Según esta lista, actualmente serían 72 las especies de peces dulceacuícolas (estrictos o parciales) peninsulares, de las cuales 19 son alóctonas (han sido introducidas por el hombre). De las 53 restantes (todas autóctonas), 19 son endémicas de la península y otras dos son endémicas de la península y el norte de África. Es decir, aproximadamente el 40% de las especies piscícolas naturales de los ríos ibéricos no aparecen en ninguna otra parte del mundo, lo que da idea de la singularidad de nuestra fauna piscícola. Si no tuviéramos en cuenta aquellas especies (dulceacuícolas parciales) que no mantienen poblaciones estables en agua dulce y cuya biología depende en gran medida del medio marino (Sygnathus abaster, Dicentrachus labras, D. punctatus y todas las especies de las familias Mugiliadae, Gobiidae y Pleuronectidae), el porcentaje de endemismos ascendería al 51% de las especies nativas.
Esta riqueza natural está seriamente amenazada hoy en día. Contaminación de las aguas, canalizaciones, extracciones excesivas de agua para riego o consumo urbano e industrial, construcción de embalses y minicentrales hidroeléctricas, extracción de gravas, introducción de especies alóctonas, contaminación genética, furtivismo, sobrepesca, etc, son actuaciones de origen humano que perjudican enormemente a las poblaciones de peces, llegando en algunos casos a extinguirlas. Todas ellas tienen importancia y, dependiendo del caso, hasta las a priori menos lesivas pueden resultar exterminadoras.
La fecha de las que podrían ser denominadas introducciones históricas en la península (carpa, carpín y tenca) es tema de controversias entre los diferentes autores. Para unos, la carpa (Cyprinus carpio) y el carpín o pez-rojo (Carassius auratus) fueron introducidos por los romanos, que los utilizaban como elemento decorativo, en estanques, y quizás también gastronómico. Un segundo impulso a su expansión lo dio la necesidad de contar con pescado fresco en los monasterios medievales del interior, lo que permitiría complementar la dieta de hortalizas con que los clérigos cumplían el precepto de abstenerse de comer carne de pelo o pluma durante la Cuaresma. Esta podría ser también la explicación a la introducción de la tenca (Tinca tinca).Otros autores en cambio, admiten que la carpa y el carpín fueron introducidos en Europa por los romanos (siglo I), pero postergan su introducción en la Península Ibérica al siglo XVII. Sea como fuere, hoy en día estas tres especies pueden ser encontradas en la práctica totalidad del territorio peninsular, y su carácter alóctono es generalmente desconocido por la población.
Sobre 1900 se introdujeron en la península dos salmónidos procedentes de Norteamérica, la trucha arco-iris (Onchorhynchus mykiss) y el salvelino (Salvelinus fontinalis), así como un ciprínido centroeuropeo, el gobio (Gobio gobio). De este último se cree que se importó con la finalidad de criarlo para servir de alimento a las truchas en piscifactorías.
Algo más tarde, allá por 1910, se realizaron experimentos de aclimatación, en las aguas cerradas del lago de Banyoles (Girona), con varias especies: trucha arco iris, gobio, gardí (Scardinius erythrophthalmus), brema (Abramis brama), alburno (Alburnus alburnus), locha de estaque (Misgurnus fossilis), cacho dorado (Leuciscus idus y Leuciscus souffla). De éstas han establecido poblaciones las tres primeras especies, desapareciendo al parecer las restantes.
La introducción del pez-gato (Ictalurus melas), aunque menos contrastada, también parece datar de principios de siglo, siendo el lago de Banyoles (en Gerona) el primer lugar donde se introdujo.
En 1921, y con el fin de combatir las plagas de mosquito transmisoras del paludismo, la Administración importa de Norteamérica la gambusia (Gambusia holbrooki), con fatales consecuencias para dos especies autóctonas en peligro de extinción, los endémicos fartet (Aphanius iberus) y samaruc (Valencia hispánica), este último considerado uno de los dos peces del planeta en mayor peligro de extinción según la UICN*.
En abril de 1949 el Servicio de Pesca Continental, Caza y Parques Naturales (SPCCPN) trajo 50000 huevos embrionados de lucio (Esox lucius) desde Francia a la piscifactoría de Aranjuez. En diciembre liberó 255 adultos del mismo origen al río Tajo. Todo ello previo informe favorable del ingeniero Velaz de Medrano.

El SPCCPN, en 1955, lleva a cabo una suelta piloto de perca americana o black-bass (Micropterus salmoides), tras ser criada y estudiada en la piscifactoría de Aranjuez, y también introduce la trucha de fontana o salvelino (Salvelinus fontinalis) y el salvelino alpino (Salvelinus alpinus) en Ibones y estanques pirenaicos y en algunos embalses del centro peninsular. De la persistencia de esta última especie no se han encontrado pruebas, por lo que se la supone extinguida.
En 1968 fue introducido por primera vez, en el río Tormes, el hucho o salmón del Danubio (Hucho hucho), de manos del SPCCPN, con fines deportivos, para la pesca con caña.
En 1971 el SPCCPN fue sustituido por el ICONA (Instituto para la Conservación de la Naturaleza). El cambio de entidad administrativa fue acompañado de un cambio de actitud hacia la Naturaleza. Se frenó la política que fomentaba la introducción de especies alóctonas, aunque desde entonces se cultivan y dispersan las especies exóticas que gozan de mayor aceptación entre el colectivo de pescadores: carpa, tenca, trucha arco-iris, black-bass y lucio.
A finales de los años 70 se introdujo, al parecer legalmente, la lucioperca (Stizostedion lucioperca) en el embalse de Boadella (Girona), de modo experimental. Posteriormente, en 1990, ha sido citado en el embalse de Mequinenza y bajo la presa de San Lorenzo de Montgay (Lleida), probablemente como consecuencia de introducción ilegal.
En la primavera de 1974 el alemán Roland Lorkowski, nacido en Colonia en 1953, doctor en biología y especializado en ecosistemas y peces de agua dulce, tomó por su cuenta y riesgo la decisión de introducir de forma ilegal 32 alevines de Siluro (Silurus glanis) a través de la frontera de La Junquera alegando que iban a servir de cebo vivo para la pesca del lucio. Horas más tarde fueron liberarlos en la desembocadura del río Segre en el Ebro, cerca de Mequinenza. Los intentos de justificación de esta introducción, publicados incluso en alguna revista de pesca ("Caza y pesca" nº 548), carecen de todo rigor científico.
La mayoría de las restantes introducciones de peces alóctonos, parecen haber sido llevadas a cabo por particulares bienintencionados pero ignorantes. Por lo general, se trata de personas amantes de la Naturaleza, pescadores en muchos casos, que creen hacer un bien al soltar peces en un río o embalse, sea cual sea su especie y origen, desconociendo que lo que probablemente estén haciendo sea provocar un desastre ecológico. Actitudes similares, han potenciado la expansión del tristemente célebre cangrejo rojo o de las marismas (Procambarus clarkii), calificado por los expertos como "ecológicamente indeseable en nuestras aguas". Fruto de estas introducciones particulares parece ser la presencia, en aguas peninsulares, de las especies alóctonas que nos quedan por mencionar.
El gardón o rutilo común (Rutilus), frecuente y abundante en Europa y buena parte de Asia, ha sido introducido en la Península Ibérica, aunque en unos pocos lugares (río Llobregat, canal de Urgel,...). El fúndulo llamado también pez momia o sapillo (Fundulus heteroclitus) es originario del Este de Norteamérica y actualmente se le encuentra en el Suroeste de la Península Ibérica. Existe una cita del siglo pasado, cercana a Sevilla, que posiblemente corresponda a esta especie. Es posible que llegara hasta la península como "polizón" en algún barco. La perca europea (Perca fluviatilis), común en Europa, ha sido introducida en el embalse de Boadella (Girona), que al perecer es el único enclave ibérico en el que habita. El pez-sol (Lepomis gibbosus) es otra especie originaria de Norteamérica que ha sido introducida en la Península Ibérica, no estando clara la fecha de su introducción. Finalmente, el chanchito (Cichlasoma facetum) es un cíclido originario de Sudamérica, muy utilizado en acuarios, que se ha aclimatado a las aguas del sur peninsular como consecuencia, probablemente, de la suelta de ejemplares que fueron importados para acuariofilia. La primera cita peninsular data de principios de los años 40, en Portugal, pero recientemente se ha comenzado a expandir con gran fuerza. En la actualidad nuevos peligros como el mejillón cebra del Mar Caspio y Mar Negro (Dreissena polymorpha), el jacinto de agua o camalote originario del Amazonas (Eichhornia crassipes), el cangrejo australiano (Cherax destructor),... se ciernen sobre nuestras aguas.


domingo, 4 de noviembre de 2012

AVES RAPACES . Rethymno ( Creta )

Marcapáginas editados por la Oficina de Turismo de la ciudad de Rethimnon en la isla de Creta ( Grecia )