sábado, 26 de octubre de 2013

TARABILLA COMUN. ( y 7 ) Acuarela de Diego Lozano Rollán

   He dejado para el final el marcapáginas del macho de  Tarabilla común,un pajarillo al que le tengo una simpatía y admiración especiales, pues lo veo casi a diario, haciendo gala de una gran confianza y dejándose observar en muchos casos a 3 ó 4 metros de distancia. Con sus pequeños vuelos  acrobáticos alrededor y sus capturas de algún insecto en las cercanías, se te hace el trabajo más ameno.   Su canto no es nada  llamativo, pero su colorido, en la época nupcial, es una preciosidad.
Con esta obra de Diego, doy por finalizada la publicación de esta serie de marcapáginas, que, probablemente, no será la última.             

                            TARABILLA COMUN
                               Saxicola torcuatus

A poca altura sobre su territorio, el bonito macho de Tarabilla Común «danza» arriba y abajo en el aire mientras emite su chirriante canto, o persigue a la hembra en un rápido cortejo nupcial. El canto dura sólo unos pocos segundos cuando la tarabilla se para en uno de sus posaderos de canto, en la cima de un arbusto o en un hilo telegráfico. Mientras canta desde el posadero, agita la cola repetidamente y en los intervalos entre canto y canto a menudo lanza su sonora llamada, un ronco y chirriante «tsac-tsac» o «uiit-tsac-tsac».
La Tarabilla Común, que vive en parejas todo el año, cría con frecuencia en los mismos terrenos que la Tarabilla Norteña, prefiriendo las tierras sin cultivar y pasando a las cultivadas principalmente en invierno, época en la que también se acerca más a las zonas habitadas por el hombre.
En la península Ibérica la población indígena es seguramente sedentaria, criando por todo el país en mayor o menor abundancia según las zonas. Durante la época de migración llega un buen contingente de aves europeas.


Identificación: Ave rechoncha, de cabeza redondeada; en verano macho con cabeza y dorso negros; manchas blancas en el cuello, alas y obispillo; pecho castaño rojizo; más pardusco y apagado en invierno; en verano hembra con partes superiores pardo listadas y sin mancha en el obispillo; más oscura en invierno.
Nidificación: La hembra construye nido en el suelo o cerca de él, principalmente de musgo, hierba y pelo; pone, de marzo a junio, usualmente de 5 a 6 huevos azul claro con finas motas de color pardo rojizo; incubación, sólo por la hembra, de unos 15 días; los pollos, alimentados por ambos padres, dejan el nido después de unos 13 días, volando pocos días más tarde; normalmente dos crías.
Alimentación: Principalmente insectos y sus larvas, algunos gusanos y arañas.
Hábitat: Matorrales y campos baldíos.

Fuente : Pajaricos.es











12 comentarios:

  1. ¡Este sí que creo que es el que me acompaña muchas veces ! Es muy bonito , aunque no es precisamente Pavarotti , pero lo compensa con el colorido.
    A ver si tengo suerte y me lo encuentro hoy.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes una compañía preciosa, para mi gusto, aunque cantar, lo que se dice cantar, pues como que no.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. ¡Qué cambio de imagen! Precioso fondo, precioso pájaro (en galego chámase chasco) para cerrar la serie de Diego, pero más bonita aun (para mí) es la mirada profunda y de gran respeto a lo que mira de esa perra (¿o perro?) que supongo será tuya.
    Unha aperta

    Justa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste el nuevo diseño ( iba a decir "look, pero estoy hasta los genes de tanto anglicismo de estos hijos de la Gran Bretaña ) del blog.
      Lo del nombre del pajarillo " Chasco ", supongo que será por ese sonido, más que canto, que hace.

      Eliminar
  3. Esta última exposición de la serie de acuarelas de Diego ha sido fantástica, enhorabuena. Me encanta el fondo que le has puesto al blog y la foto de "EL Capricho" de Gaudí.
    Saludos.
    Lucía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste todo. La obra de Gaudi me fascina.
      Saludos

      Eliminar
  4. Cuac Cuac

    Diego, te esperamos de nuevo...
    Pini, eres un crac, tío......

    Alazos que me piro. Pato

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, todo a su tiempo, que el chaval tiene que estudiar. Gracias por lo de crac.
      un abrazo

      Eliminar
  5. La tarabilla es un pajarillo muy de agradecer para la fotografía, siempre está muy quietecito en su atalaya preferdia.
    Has reunido una colección original muy interesante Pini.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Pues sí, yo también creo que es de los pajarillos más fáciles de fotografiar .
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Me gusta esta tarabilla, Pini.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste, pues si te gusta a tí, es que está bine pintada.
      Un abrazo

      Eliminar