jueves, 28 de febrero de 2013

SAYAGO NATURAL. LOS ARRIBES DEL DUERO




                                                 Anverso                                         Reverso

PARQUE NATURAL DE ARRIBES DEL DUERO
El Parque Natural de Arribes del Duero es un espacio natural protegido situado en el noroeste de la provincia de Salamanca y en el suroeste de laprovincia de Zamora, en la comunidad autónoma de Castilla y LeónEspaña.
Arribes, arribas o arribanzo es como se denomina a la geografía originada por la erosión de los ríos ÁguedaDueroEslaHuebraTormes y Uces en este territorio. Presenta una zona de depresión o de altitud más baja y otra de penillanura o de altitud más elevada. Esta característica geomorfológica común en toda la zona, constituye el origen de una comarca natural sin límites definidos o territorio de relación económica, cultural y turística entre los municipios de la zona.
La Junta de Castilla y León incorporó este paraje a su red de parques naturales el 11 de abril de 2002.
En casi toda la zona protegida, los cursos fluviales de los ríos Duero y Águeda hacen de frontera natural entre España y Portugal. El gobierno portugués protegió su parte ribereña del Duero el 11 de mayo de 1998 bajo el nombre de Parque Natural del Duero Internacional.
Los grandes desniveles de la zona, el alto caudal del Duero y los numerosos ríos que en él desembocan, convierten al parque en uno de los puntos de mayor potencial hidroeléctrico de toda la península Ibérica. Por ello, se ha ido construyendo una red de presas y embalses conocida como Saltos del Duero.
La peculiaridad de la orografía hace posible la existencia de un microclima mediterráneo. Es notable en las zonas que presentan una altitud más baja. Esto contribuye a la diversidad vegetal y convierte al parque en un lugar perfecto para el refugio de numerosos animales, especialmente para las aves.
Se establece en una zona alejada con escasez de infraestructuras que se encuentra en un continuo proceso de despoblación. Gracias al carácter aislado de estas tierras, se ha podido conservar un amplio patrimonio histórico, cultural y natural así como numerosas costumbres y tradiciones. En los últimos años, las principales iniciativas inversoras de la zona han venido de la mano del turismo y el comercio minorista transfronterizo. Esta circunstancia ha hecho que sea necesario preservar el hábitat natural, conservar el patrimonio y desarrollar las tradiciones socioculturales como propulsores de la economía de la zona.
La diversidad animal es uno de los motivos más importantes por los que la zona se declaró parque natural. Destaca el elevado número de aves, tanto nidificantes como hibernantes. La gran variedad existente se debe a que los arribes de los ríos, las grandes masas forestales y los numerosos cursos fluviales, constituyen en conjunto, el hábitat perfecto para cualquier tipo de ave.
La cigüeña negra es el ave más emblemática y extendida en la zona. Los huecos y recodos de los llamados arribanzos o roquedos graníticos de los arribes, son el lugar elegido para la nidificación de esta ave que en España está incluida dentro de las especies con posible peligro de extinción. Es por tanto este espacio natural, un punto clave para la conservación de esta especie. En 1995 y 1998, se designaron varias Áreas Críticas para la Conservación de la Cigüeña Negra.Las 20 parejas de cigueña negra que hay en esta zona, suponen el 8% de la población española y el 25% de la de Castilla y León (datos de febrero de 2005).
Junto con la cigüeña negra, las grandes rapaces constituyen las otras nidificantes más significativas e importantes del parque. Entre ellas, la forma del buitre leonado es la más sencilla de reconocer, pues campea a sus anchas por toda el área. En 2005 tenía una población de 550 parejas. También destacan y son relativamente fáciles de reconocer las siluetas del alimoche (75 parejas en 2005), el búho real (25 parejas en 1992), el águila real (24 parejas en 2005),el águila perdicera (17 parejas en 2005), el milano real (9 parejas en 2005) y el halcón peregrino (6 parejas en 2005).
Además, también tienen una presencia importante las poblaciones de chova piquirroja (159 parejas en 2005) y cigueña blanca (115 parejas en 1999).
En 1990, este paraje natural fue declarado Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). Las especies protagonistas de este logro son el águila perdicera, el águila real, el alimoche, el búho real, el buitre leonado, la chova piquirroja, la cigüeña negra y el halcón peregrino.
Existen otras aves que dependen del resguardo de los arribanzos para criar o simplemente para sobrevivir. La más común es el avión roquero, que a diferencia del de otras zonas, permanece aquí todo el año gracias al microclima de estas tierras. También se pueden ver por aquí la chova piquirroja, el cuervo, lagolondrina dáurica, la grajilla, el roquero solitario y el vencejo real.
En los bosques donde predominan los robles, se encuentran pequeñas poblaciones de arrendajobecadacamachuelo comúnmirlo comúnmitopico menor,pico picapinospito realtorcecuellotrepador azul y zorzal común. En los bosques donde predominan las encinas, son más frecuentes los alcaudones comunes, los alcaudones reales, los agateadores, los críalos y los rabilargos.
También es habitual la presencia de rapaces forestales como el águila calzada, el milano negro, el milano real y el ratonero común. Durante la noche son frecuentes el autillo, el búho chico, el cárabo y el chotacabras gris.
En las riberas de los ríos, se puede ver al chorlitejo chico, la focha común, la gallina de agua, la garza real, el martín pescador y el mirlo acuático.
Es destacada la presencia de murciélagos, de los que se calcula la presencia de 14 especies. En su proliferación ha tenido especial trascendencia el abrigo proporcionado por los roquedales de los acantilados y el especial clima benigno de la zona.
Se cuenta con la presencia de ejemplares tan escasos como son el gato montés y el tejón.
Uno de los mamíferos cuya presencia despierta un especial interés, por su escasez y galopante regresión en el continente europeo, es la nutria. La construcción de numerosos embalses fue antaño la principal causa de su casi completa desaparición en el Duero, de la que escasamente se ha ido recuperando con el paso del tiempo.
Visitante ocasional del parque es el lobo que, también desde el sector norte, penetra sin haber llegado a mantener una población estable. Otros mamíferos, ya relativamente más abundantes, serían el zorrojabalíginetaconejoliebreerizocomadrejagarduña y lirón careto.
El más destacado de todos los mamíferos que han habitado alguna vez en el parque, es el endémico lince ibérico. Aunque actualmente se da por extinguido en la zona, algunos expertos afirman que en los valles más tranquilos y de vegetación mejor conservada, aún podrían quedar algunos ejemplares. De hecho, aunque no esté demostrada su supervivencia en estas tierras, en la mayoría de los carteles, folletos y webs de promoción y publicidad de la zona, así como en la propia ley de declaración como parque natural, todavía lo incluyen entre sus especies.
Respecto de los anfibios, las condiciones ambientales no son las más idóneas, por el bajo volumen de precipitaciones y el rigor térmico, que dificultan la proliferación de los anfibios en el parque. Se han contabilizado hasta trece especies, de las que al menos dos son endémicas: tritón ibérico y sapo partero ibérico. Más abundantes son el sapo comúnsapo corredortritón jaspeadorana de san Antonio, y la salamandra común.
Sin embargo, el parque es un hábitat idóneo para la proliferación de reptiles, tanto por clima como por relieve, siendo los más abundantes el lagarto ocelado, lalagartija colilarga, el bastardo y la culebra escalera. Estos a su vez se han convertido en elementos clave de la alimentación de las rapaces diurnas, por la disminución progresiva de otros animales como conejo y perdiz. Relevante es también la presencia de la salamandra común, amparada por la mayor benignidad climática, junto al galápago europeo y el galápago leproso.
La importante diversidad vegetal existente en el parque es consecuencia directa de la peculiaridad geográfica y climática de la zona.
El clima mediterráneo presente en los arribes posibilita cultivos que no son habituales en la meseta debido a que los inviernos son más cortos y por tanto el periodo libre de heladas es más amplio. Losolivos, las vides, los almendros, los naranjos y las higueras son las especies que disponen de más hectáreas cultivadas en la actualidad. A finales del siglo XIX incluso se llegó a cultivar caña de azúcar.Antiguamente la agricultura y la ganadería eran muy importantes en la economía de la zona por lo que las extensiones de estos cultivos eran bastante mayores. A pesar de su expansión, todavía se conservan numerosos bosques de gran valor ecológico gracias a que la dificultad para cultivar en las pendientes escarpadas frenó la realización de las actividades agrícolas y ganaderas en ellas. La mayoría de los bosques del parque están compuestos por robles. Coexisten con los de alcornoquesalmecesencinas y enebros. Las extensiones de matorral están formadas por chumberasjaraspiornosretamastomillos.
El bosque más importante del parque es el almezal de Mieza, el más extenso de Europa. Se establece en una superficie superior a las 250 ha. También destaca el enebral de la Peña del Águila en Cozcurrita, donde se conserva una subespecie de enebro única en Europa.Otro bosque con cierta importancia ecológica es el del monte Gudín en Vilvestre. Está compuesto mayoritariamente por alcornoques y enebros.
También hay que a nombrar otros como el almezal de Aldeadávila, el almezal cercano al Pozo de los Humos en Pereña, el alcornocal de Valduyan en Fornillos de Fermoselle o el enebral de La Fregeneda.









domingo, 24 de febrero de 2013

PAJAROS DE AUSTRALIA. Artesanales

Marcapáginas realizados por mi amiga Natalia a partir de láminas antiguas de libros de John Gould. Gracias por hacérmelos.






Jonh Gould fue un naturalista y ornitólogo inglés ( 14 de Septiembre de 1804 - 3 de Febrero de 1801 ). Su identificación de los Pinzones de Charles Darwin fue básica para el desarrollo de la teoría del origen de las especies.
En 1838 embarcó, junto con su esposa, hacia Australia, con el propósito de estudiar la fauna de aquél continente y publicar un libro sobre el tema. El resultado del viaje fue el libro  The Birds of Australia; el libro incluía 600 láminas en siete volúmenes y 328 especies eran nuevas para la ciencia. 

viernes, 22 de febrero de 2013

SIERRA DE CAZORLA Y SU FAUNA. Asociación de Desarrollo Rural Comarca Sierra de Cazorla




PARQUE NATURAL SIERRAS DE CAZORLA, SEGURA Y LAS VILLAS

Con más de 210.000 ha de extensión, el Parque Natural de Cazorla es el mayor espacio natural protegido de España y uno de los más extensos de Europa. Se trata de un  núcleo orográfico complejo, de abruptas montañas, surcadas por ríos de fuertes caudales que forman numerosas cascadas, con remansadas lagunas, abrigadas de espléndidos bosques. Se orienta de suroeste a noroeste y está dividida por el cauce del Río Guadalquivir que tiene  aquí sus nacientes.  Declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO por su belleza paisajística y riqueza biológica, que, unidas al patrimonio cultural de la zona, hacen de este entorno uno de los más visitados de España.
Su fauna es rica y variada, destacando la gran cabaña de ciervos, cabras montesas y jabalíes, así como importantes poblaciones de gato montés, zorro, nutria  muflón y gamo; estas dos últimas fueron introducidas con fines cinegéticos.
La cabra montesa ha sido uno de los animales emblemáticos del Parque. Su población se vio muy mermada a principios del siglo XX, por la caza. Con la creación del Coto Nacional de Caza fue creciendo su número hasta alcanzar los 11.000 ejemplares en 1988, cifrándose actualmente su población en 500 ejemplares. 
Entre las aves destacan el buitre leonado y el águila real, así como el quebrantahuesos, en proceso de repoblación. Entre los reptiles destacan la lagartija de Valverde y la víbora hocicuda.
En estas sierras se encuentra la mayor extensión boscosa continua y más concretamente de pinares de toda España, con representación de casi todas las especies, y los ejemplares mas antiguos de Europa, aunque la más abundante es el pinus nigra. Estas especies fueron parcialmente repobladas a partir de la declaración de la Sierra de Segura como Provincia marítima en 1748 y la masiva utilización de la madera de sus bosques para la construcción de barcos[2] y se ha visto favorecido su desarrollo por la abundancia de precipitaciones. Hasta los 900 Mts.de altitud se encuentran los bosques de pino carrasco, que está acompañado por madroños y lentiscos, como recuerdo del bosque mediterráneo que allí había. Subiendo en altitud encontramos bosques de encinas, quejigos e importantes zonas de pino rodeno. En las zonas más húmedas podemos encontrar milenarios tejos y ejemplares de acebos, ambos escasísimos en Andalucía. En las márgenes de los ríos aparecen fresnos, sauces, chopos, así como juncos y eneas donde se cobijan aves acuáticas y pequeños mamíferos. Este Parque Natural encierra una de las floras más ricas de toda la cuenca mediterránea. De las más de 1.300 especies catalogadas, 24 son exclusivas de este territorio, como la violeta de Cazorla (Viola cazorlensis), la singular planta carnívora (Pinguicula vallisnerifolia), y otras como Geranium cazorlense o la Aquilegia cazorlensis.

Dentro del parque se encuentra el Jardín Botánico Torre del Vinagre, donde se pueden conocer las plantas más representativas debidamente rotuladas.








domingo, 17 de febrero de 2013

TRATADOS DE ARBOLES. Ministerio de la Comunidad Flamenca Aminal. Departamento de Bosques. ( Bélgica )

Marcapáginas conseguidos a través de un intercambio con un coleccionista holandés. Desconozco si la serie se compone de más ejemplares. Yo sólo tengo estos tres.Corresponden a las especies de Cerezo silvestre o Cerezo de monte ,  Enebro común y  Tilo silvestre o Tilo de hoja pequeña por este orden:

                                                    Anverso                                   Reverso


                                                     Anverso                                 Reverso



                                                      Anverso                                Reverso

martes, 5 de febrero de 2013

HERRERILLO COMUN. Náyade Editorial



El herrerillo común (Parus (Cyanistes) caeruleus) es un ave de la familia de los páridos. Es uno de los pájaros de mayor colorido de Europa: su librea azul, verde, amarilla y blanquinegra es inconfundible. Ave ampliamente distribuida por el continente europeo, norte de África y Oriente Medio, se conocen varias subespecies.
La especie fue descrita por primer vez por Linneo en su Systema naturae de 1758 como Parus caeruleus.
La mayor parte de las autoridades mantiene Cyanistes como subgénero de Parus, aunque la Unión Británica de Ornitólogos trata Cyanistes como un génerodistinto.
Existen dos subespecies africanas. Una en las islas Canarias (P. c. teneriffae), con una mancha negra en la cabeza, y otra en el noroeste de África, desde el norte de Marruecos al norte de Libia, (P. c. ultramarinus), con la espalda o manto azul.
Tamaño 11,5cm medido desde el pico hasta la cola. El único paro con píleo, alas y cola de color azul cobalto vivo. Partes inferiores amarillas; mejillas blancas con lista negra a través del ojo y rodeando la nuca, de color negro azulado; dorso verdoso.
Dimorfismo sexual poco aparente, el macho presenta el píleo de color más vivo que la hembra y la banda negro azulada que rodea el cuello es más ancha en los machos.
Habita en gran parte de Europa, llegando hasta el mar Caspio, gran parte de Turquía, Armenia, Georgia, Azerbaijan y en el norte África. En España se encuentra en la mayoría de comunidades, incluyendo las islas Baleares y las islas Canarias.
 Común en bosques caducifolios y mixtos, sobre todo en encinares, en rastrojales, parques y jardines.