lunes, 30 de diciembre de 2013

LA PEÑA DE ARCOS, MONUMENTO NATURAL DE ANDALUCIA. Delegación de Turismo del Excmo. Ayuntamiento de Arcos de la Frontera.


El Monumento Natural Peña de Acos de la Frontera presenta una formación geológica de gran envergadura originada por la acción erosiva del río Guadalete, que al discurrir por una zona caliza realiza una erosión diferenciada que da lugar al modelado de varios meandros y dos tajos de gran envergadura. Su declaración complementa el conjunto formado por la citada Peña y por los meandros del propio río Guadalete.
La Peña de Arcos es una formación geológica de notoria singularidad y belleza compuesta por "tosca", que sobrepasa el kilómetro y medio de longitud y los 100 metros de altura. Constituye un elemento muy relevante dentro del paisaje de la campiña gaditana, en la que predominan los relieves alomados con escasos desniveles. Los edificios históricos situados en la parte más elevada del macizo, el núcleo del conjunto monumental de Arcos, contribuyen a definir uno de los paisajes más singulares deAndalucía.
La vegetación es variada y está adaptada a los diferentes suelos existentes, según se trate de zonas altas, intermedias o próximas a la base del talud. Íntimamente unida al pueblo de Arcos de la Frontera, sobre laPeña se levantan diferentes edificios históricos de gran porte, importantes en el mantenimiento de la población de aves asociadas a la misma.
Paralelo al río aparece un bosque de ribera dominado por chopos blancos y negros acompañados de eneas, adelfas y fresnos. Según nos alejamos del eje hídrico, aparece un bello y colorido paisaje dominado por huertas y frutales, principalmente cítricos.



miércoles, 11 de diciembre de 2013

GARCILLA CANGREJERA. Náyade Editorial.



Garcilla cangrejera 
Ardeola ralloides


Esta garza, algo más pequeña que la Garcilla Bueyera y la Garceta Común, suele presentarse en las colonias de cría en menor número que aquéllas. La pareja de aves, delicadamente coloreada, adquiere en época nupcial tonos más vivos, y durante la parada las largas plumas color amatista de su «capa» escapular y zonas doradas de garganta y pecho se esponjan, adquiriendo el aspecto de una bola de tonos pastel suave.
Es en general diurna, aunque algunas veces también caza en el crepúsculo y marcha a bastante distancia de la colonia en busca de alimento para los pollos; en ciertos casos, se aleja hasta una decena de kilómetros, pescando en solitario en las orillas o en aguas profundas, posada en una caña. También se posa con frecuencia en matorrales y árboles. Su régimen de caza determina que sólo en casos extremos se vea verdaderamente afectada por las sequías estivales, lo que sucede a otras especies similares.
Migradora, llega bastante tarde a las colonias de cría, sobre todo en mayo, y, tras la reproducción, marcha hacia sus cuarteles de invierno, en África tropical.


Identificación: Menor que la Garcilla Bueyera; aspecto rechoncho y color ocráceo, en el que destacan alas, cola y obispillo blancos; moño largo que cuelga sobre el dorso; patas y pico de color variable; en invierno, más pardusco; sexos iguales.
Nidificación: Anida en colonias, generalmente mezclada a otras garzas, pero siempre en pequeño número; nido construido con ramitas, cubierto por un techo de ramas, y colocado en zarzas, tarajes o carrizos; pone, de mayo a junio, de 4 a 6 huevos azul verdoso claro; incubación, por ambos sexos, de 22 a 24 días; los pollos son alimentados por la pareja.
Alimentación: Insectos, tales como saltamontes, libélulas, escarabajos; crustáceos, ranas, moluscos y pececillos.
Hábitat: Aguas continentales.

Fuente : Pajaricos.es



lunes, 2 de diciembre de 2013

PARQUE NATURAL DE LAS SIERRAS SUBBÉTICAS. Junta de Andalucía ; Consejería de Medio Ambiente

Anverso

Reverso

PARQUE NATURAL DE LAS SIERRAS SUBBÉTICAS


Bajo la denominación de Parque Natural de la Sierra Subbética encontramos un espacio protegido por la Junta de Andalucía en 1988, de gran riqueza ecológica y paisajística, con una superficie de 31.568 Hs; distribuido de forma irregular entre ocho municipios de la Mancomunidad de la Subbética: Cabra, Carbabuey, Doña Mencía, Iznájar, Luque, Priego de Córdoba, Rute y Zuheros.
La naturaleza caliza de los materiales que conforman la sierra es uno de sus mayores atractivos, observándose formaciones típicas de modelado Kárstico.
El terreno, de fuertes pendientes y elevaciones, se alza sobre bellos y estrechos valles.
Destaca principalmente la Sierra de Cabra. La cima más alta de la misma, conocida como el Picacho, se encuentra a una altitud de 1.217 mtrs.
En esta zona son destacables las formaciones geológicas del lapiaz de los Lanchares, con sus características acanaladuras cortantes, muy próximo a la ermita de Nuestra Señora de la Sierra y en la gran depresión del polje de la Nava, en la misma zona.
Más al norte, cerca de la población de Zuheros , se abre la cueva de los Murciélagos, cuyas paredes están adornadas con pinturas rupestres.
El Parque Natural encierra en su interior el pico más elevado de la provincia de Córdoba: La Tiñosa, con 1.570 metros. Otras sierras de gran belleza son las de Rute y Horconera, en esta última hallamos la mencionada cumbre junto al pico Bermejo de 1.470 mtrs.
Los cursos de agua son escasos dado el índice de filtración de las masas.
FLORA
La vegetación es típicamente mediterránea, rica en encinares en la zona de la sierra, acompañados de majuelos, torvisco, matagallos..., en las solanas y lugares más abiertos de la sierra y el quejigal se localiza en las laderas de orientación norte con menos insolación y mayor humedad, acompañado de matorral compuesto por durillo, coscoja, aladierno, zarzaparrilla, torvisco y madroño.
En las zonas más altas de la sierra se desarrolla una vegetación de matorral espinoso almohadillado, cuyas principales especies son: piorno azul, piorno fino, aliaqueta, pendejo,...que no pueden observarse en otra parte de la provincia.
FAUNA
En las superficies colonizadas por matorral habitan principalmente conejos, zorros, cernícalo vulgar y primilla, currucas...
Al ser la sierra rica en roquedos y afloramientos calizos, la avifauna más característica son las rapaces destacando: el águila real, el buitre leonado y el halcón peregrino, cuya población es la más numerosa de toda la provincia y emblema del Parque Natural.
También se localizan el roquero solitario, el roquero rojo y el acentor alpino.
Hay que destacar también mamíferos como el gato montés, el jabalí, el zorro común y el erizo europeo, siendo el más peculiar el musgaño de Cabrera, que tiene en este enclave una de las distribuciones más meridionales del continente.
Por otra parte existen interesantes variedades de reptiles (la víbora hocicuda y el lagarto ocelado), crustáceos como el cangrejo europeo, anfibios del estilo del gallipato, el sapillo pintojo, la ranita meridional, la salamandra, etc... y una gran diversidad de mariposas.