domingo, 6 de abril de 2014

GRANDES HORAS DE ANA DE BRETAÑA. ( Alemania )

Dedicada a Mª. Luisa. Muchas gracias por enviarme estas maravillas.
Una pena que al escanearlos en el ordenador no se puede apreciar el trabajo tan delicado de estos marcapáginas, pues tienen  el filo y otros adornos en oro  y un colorido asombroso.
Los marcapáginas representan dos plantas del herbario que aparece en este manuscrito, como se puede leer en el texto que ilustra la entrada.

     
                                     Anverso                       Reverso


                                     Anverso                        Reverso


Grandes horas de Ana de Bretaña

Las Grandes horas de Ana de Bretaña es un libro de horas realizado para Ana de Bretaña, reina de Francia en dos ocasiones: con Carlos VIII y con Luis XII. La obra encierra verdaderas pinturas entre sus folios, en lugar de las miniaturas habituales en este tipo de libros. De entre sus miniaturas, son obra de Jean Bourdichon casi cincuenta escenas a toda página enmarcadas en oro sobre el fondo del pergamino tintado en negro. Por el uso de la perspectiva, la técnica pictórica y el realismo de los retratos, estas miniaturas pueden compararse con pinturas en lienzo.
La Natividad (f. 51v) es una de las escenas nocturnas más impresionantes jamás pintada en un libro de horas. Los rayos sobrenaturales de la estrella de Belén iluminan de forma mágica una imagen que transmite un claro mensaje teológico. El talento del maestro Jean Bourdichon vuelve a sobresalir en la escena que representa la huída a Egipto (f. 76v), en la que la luz, la atmósfera, el oscuro fondo de montañas rocosas recuerdan la Virgen de las Rocas de Leonardo da Vinci. El juego de luces y sombras en la noche estrellada es también magistral en la escena que representa el beso de Judas (f. 227v); las lámparas y las antorchas guían la mirada del espectador para que no se pierda ningún detalle del triste episodio.
Bourdichon realza la intrigante luminosidad de sus colores aplicando delicadas pinceladas de oro para destacar los vestidos, las armaduras, los cabellos y las alas de los ángeles.
El calendario no se limita a pequeñas escenas marginales sino que incluye pinturas a toda página interrumpidas por el texto enmarcado, sobre el que se sitúa el signo zodiacal de cada mes. Este procedimiento parece no haber sido utilizado en la miniatura francesa con anterioridad a Jean Bourdichon, salvo excepcionalmente en dos manuscritos.
El herbario que aparece en los márgenes de los folios con texto convierte este manuscrito en todo un tratado de botánica con más de 330 plantas, con su denominación científica en latín, en la parte superior de la imagen, y su nombre popular en francés, en la parte inferior. Este herbario está además poblado de insectos y pequeños animales. Se trata en definitiva de dos códices en uno: un libro espiritual para el recogimiento y la oración y una enciclopedia natural, un libro de horas y un tratado de botánica.
El maestro Bourdichon fue pintor de corte de Luis XICarlos VIIILuis XII y Francisco I, y sus pinturas constituyen un claro avance del Gótico hacia el Renacimiento.
Tras la muerte de la duquesa de Bretaña en 1514, sus Grandes Horas cautivaron a Luis XIV, que las trasladó al gabinete de Curiosidades del palacio de Versalles. Después el manuscrito pasó a manos de Napoleón III, que las hizo exponer en el Museo de los Soberanos del Louvre, de 1852 a 1872.



15 comentarios:

  1. Me encantan!!!!!!!!!! Los libros de horas siempre han tenido una ilustraciones miniadas realmente magníficas. Se aprecia realmente el trabajo minucioso del iluminista. En vivo deben ser una preciosidad. Felicidades por tenerlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, los libros de horas, los códices, etc, son una maravilla. Eso era arte y no algun@s de los bodrios que se hacen ahora.
      Saludos

      Eliminar
  2. Si ya así son una maravilla, cómo no serán vistos al natural.
    Saludos.
    Lucía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena que no se aprecie en el ordenador el trabajo tan exquisito de estas obras.
      saludos

      Eliminar
  3. Sí que te lo has currado . Yo solo leía un nombre ...
    Me hubiera gustado haber traído más , pero solo había estos y dos unidades en una papelería . A lo mejor eran parte de una serie. No sé ,pero en cuanto los vi,los nacionalicé extremeños.
    Me alegro que os gusten.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha hecho gracia eso de nacionalizarlos extremeños. Como decía Baltasar Gracián, " Lo bueno si breve dos veces bueno". Ya ves lo que han gustado a los estampilleros.
      un abrazo

      Eliminar
  4. ¡Qué preciosidad! ¡Y encima de manuscritos! ¡Y con mariquita de la suerte! Como diría Pato, para babear. ¡Me va a dar algo!
    Enhorabuena, Pini.
    Unha aperta

    Justa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias y comprendo que te gusten.
      un abrazo

      Eliminar
  5. Esta Marisiña se lo ha "currao" muchísimo a la hora de dar con las preferencias y debilidades de cada uno..¡ y eso que tendría que ir con mil ojos para controlar al personal que llevaba a su cargo!!!!!!!!!!! ¿Será ese sexto sentido que muchas personas tienen???...Una verdadera joya!!!!(los mps y ella, claro).
    Un abrazo y buena semana para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella todavía más que los mps. Es algo fuera de lo común.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Cuac Cuac

    Muy muy bonitos y sobre todo muy original el diseño de los marcas.
    Alazos. Pato

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se podría decir que son como las plumas de algunas aves; iridiscentes y llenas de colorido.
      un abrazo

      Eliminar
  7. Son magníficos no solo por la flora sino por la fauna que los acompaña.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se une todo en un mismo marcapáginas.
      un abrazo

      Eliminar
  8. Son preciosos. .Me encanta.. Tienen cierto romanticismo del pasado.

    ResponderEliminar