miércoles, 4 de junio de 2014

COLIRROJO TIZON ( 5 ) . Acuarela de Diego Lozano Rollán


Colirrojo  tizón
Phoenicurus ochruros

Procedente originalmente de las montañas, el Colirrojo Tizón descendió hace ya mucho tiempo a la llanura donde los hombres elevaban edificios de piedra, fuertes castillos, catedrales o construcciones que le recordaron lo suficiente sus roquedos natales.
Un trino agrio que parece salir de entre las piedras, y el brillo de una cola rojiza que se oculta cuando alguien se acerca, es con frecuencia todo lo que puede saberse del Colirrojo Tizón. Es un pájaro terrestre, que brinca ágilmente entre las piedras, buscando pequeños insectos. Guando le acecha cualquier peligro se transforma de repente en una bola colérica, que agita la cola con nerviosas sacudidas.
El Colirrojo Tizón es muy individualista, e incluso en sus terrenos invernales manifiesta mucha intolerancia hacia sus congéneres, a los que aleja de sus dominios. En primavera el apareamiento está precedido de danzas.
Sus reclamos son un corto «tsip» y un «tacc-tacc» de alarma. El canto, un trino en staccatoque emite normalmente desde un posadero elevado, un acantilado o un edificio. Parece que cantan para defender su territorio, incluso cuando no se reproducen.

Identificación: Macho en verano principalmente negro y en invierno gris negruzco, siempre con manchas alares blancas; hembra pardo grisácea; ambos sexos tienen obispillo y cola rojizos.
Nidificación: La hembra construye nido de hierba, musgo y raíces en roquedos o en grietas de edificios, a veces bajo una viga o en cajas anideras. Pone, de abril a julio, generalmente de 4 a 6 huevos blanco brillante; la incubación dura de 12 a 13 días y la realiza sólo la hembra; los pollos, alimentados por ambos padres, dejan el nido después de 16 a 18 días; dos crías, a menudo tres.
Alimentación: Principalmente insectos; también arácnidos y ciempiés; a veces bayas.
Hábitat: Islotes rocosos, acantilados marinos, interior de edificios viejos, paredes, etc.

Fuente : pajaricos.es




13 comentarios:

  1. Hermosa acuarela acompañada como siempre de una minuciosa explicación y un agradable video.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. De nuevo, otra linda acuarela. Llama la atención los diferentes lugares donde puede habitar el colirrojo tizón.
    Saludos.
    Lucía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es uno de esos pajarillos al que le gusta llamar la atención y que lo miren. Le encanta asomarse a las cornisas de los edificios y realizar algunos chasquidos con el pico para que sepamos que está ahí.
      Saludos

      Eliminar
  3. Es que son una maravilla estas acuarelas, a cual más bonita.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que pinta bastante bien el chaval.
      un abrazo

      Eliminar
  4. Muy buena la acuarela y la explicación.
    Salud!!

    ResponderEliminar
  5. A mí siempre me ha parecido dificilísimo pintar con acuarela. De niña, mis hermanos y yo, teníamos varias cajitas y ¡mira que no he hecho yo garabatos "diluidos". Con la llegada de las ceras, las abandoné por completo. Así que la acuarela de Diego me parece que tiene mucho mérito.
    Un abrazo

    Justa

    ResponderEliminar
  6. A mí me resulta igual y por eso admiro a todos los artistas que tienen esa facilidad para plasmar en una obra pictórica aquello que ven sus ojos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hay el colirrojillo tizón. Lo escucho en la casa del pueblo antes de que amanezca; me da rabia despertarme pero, a él se lo perdono. Poco mas tarde, canta el gallo (mas perezoso).
    Prefiero despertarme con el canto de las aves que con el camión de la basura, etc...

    Saludos.

    ResponderEliminar