domingo, 8 de junio de 2014

LÚGANO ( 7 ) . Acuarela de Diego Lozano Rollán


Lúgano
Carduelis spinus

Pequeño fringílido  de unos 11-12,5 cms de longitud y un peso entre 10 y 18 gramos,granívoro, con reducidas poblaciones residentes en bosques de montaña. Es fundamentalmente invernante, con irrupciones más numerosas algunos inviernos. Se mueve en bandos, mezclado a menudo con otros fringílidos —frecuentando en este caso campiñas, barbechos y otros parajes abiertos— o agrupado con ejemplares de su propia especie —ocupando entonces alisedas y otras formaciones de ribera—.
Presente en Europa occidental, desde las islas Británicas hasta Rusia, y desde Escandinavia hasta los países mediterráneos, incluyendo el norte de Marruecos y Egipto. También aparece en la mitad norte de China oriental en primavera y en Indochina en invierno. En España se puede observar en la práctica totalidad del territorio durante el otoño y el invierno. En cambio, en primavera solo se encuentra de manera regular en los Pirineos y, más esporádicamente, en otros sistemas montañosos de la mitad norte: Cordillera Cantábrica, Sistema Ibérico y Sistema Central. Ocasionalmente también se registra en las sierras béticas. 
 Presenta un comportamiento migratorio variable según el área de distribución. A su vez, muestra movimientos regionales y continentales que dependen de la disponibilidad de alimento y no están sujetos a una regularidad anual. Las poblaciones del entorno del mar Báltico y Rusia se desplazan en invierno hacia el centro y sur de Europa. El número de ejemplares que migran depende del éxito reproductor de la primavera anterior y de la disponibilidad de alimento. Por ello, cada dos-cinco años, en función de la fructificación del abeto rojo en el norte de Europa, se producen grandes irrupciones de lúganos en el centro del continente, que en ocasiones alcanzan también la Península Ibérica y otros territorios mediterráneos. Por otra parte, las poblaciones centroeuropeas son sedentarias, aunque, igualmente, la crudeza del invierno o la escasez de semillas fuerzan su desplazamiento hacia los países mediterráneos. A su vez, en estos territorios meridionales puede haber poblaciones reproductoras sedentarias que en invierno se desplazan de manera errática. En España, los lúganos que llegan en otoño e invierno proceden de casi toda Europa, según se desprende de la recaptura de aves anilladas.
La población europea se calcula en 2,8-15 millones de parejas (datos del año 2000). En nuestro país, la última estima recogida en el Atlas de las aves reproductoras de España (2003) aporta un mínimo de poco menos de 300 parejas. Esta cifra no ilustra la fuerte variabilidad que existe en sus tamaños poblacionales debido a su carácter oportunista. En efecto, en la Península solamente se detecta con facilidad en la época reproductora cuando coincide un año previo de elevado éxito reproductor en las poblaciones del centro y norte de Europa con un año posterior de elevada productividad de piñones en los pinares ibéricos montanos. No hay cifras sobre la cantidad de lúganos que invernan en España, pero el número es igualmente muy variable.

 



18 comentarios:

  1. Una acuarela de las que más me han gustado.( Me gustan todas eh...)
    Ayer en la aldea vi un pajarillo con mucho plumaje amarillo, pero pasó muy rápido. De todos modos no creo que fuese éste si, tal como dices hay tan pocas parejas.
    Preciosa entrada como siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. A mí también es de las que más me gusta. Es un pájaro que yo no he visto nunca.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. No son fáciles de ver. Recuerdo hace muchos años cuando compraba pajarillos silvestres para soltarlos de nuevo, tuve un lúgano precioso pero, tenía que darle negrillo que eran unas semillas bastante caras y, el pájaro comía como una lima.
    Algunos de los pájaros morían por que no lograba recuperarlos (solía comprar los más debilitados para sacarlos adelante) pero la jaula, muy grande, tenía de todo para su comodidad. Cuando los pájaros estaban recuperados les abría la jaula y, que momento mas extraordinario para mí verlos alejarse.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonita y loable labor la tuya.
      Saludos

      Eliminar
    2. Cuac cuac

      Comprabas pajarillos para una vez recuperados, soltarlos...........
      ¡Eres grande, tío!
      Alazos. Pato

      Eliminar
    3. Afortunadamente, esa mala práctica de vender pajarillos silvestres se prohibió. Incluso a un jilguero libre que se acercaba a la jaula, le puse comedero y bebedero. Lo tengo anotado y, estuvo unos tres meses aproximadamente, justo el tiempo hasta que desapareció, supongo para comenzar la cría.

      Saludos y gracias

      Eliminar
  4. Desde luego, estos marca páginas de Rollán son una preciosidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y eso con en el ordenador pierden algo de su colorido original. Verlos todos juntos en el álbum es algo muy gratificante.
      Saludos

      Eliminar
  5. É precioso... muito gracioso...

    Beijo.

    ResponderEliminar
  6. Son muy bellos.. Preciosa acuarela.. Un saludillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no lo he visto nunca, por lo que no sé como es al natural, pero, por su colorido, se adivina que tiene que ser muy bonito.
      Saludos

      Eliminar
  7. Le ha quedado muy vistosa la acuarela, con la combinación del fondo verde con el tono amarillento del pajarillo, del que desconocía el nombre.
    Saludos.
    Lucía.

    ResponderEliminar
  8. El que sabe, sabe. Para esto hay que nacer.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Cuac Cuac

    Tampoco conozco a este pájaro...Buen tándem. Pinilla-Lozano
    Alazos,Pato

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es escaso y habita en bosques.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Hoy ya me encuentro más aliviada (por lo acompañada, no por la ignorancia) al reconocer que yo tampoco conozco el pajarillo.
    El mps, precioso; como todos los de Diego, que se va a hacer famoso.
    Un abrazo

    Justa

    ResponderEliminar
  11. Dicen que " mal de muchos, consuelo de tontos ", ja, ja, ja,. Bueno, es broma. Fíjate mi ignorancia sobre este pajarillo, que cuando se los encargué a Diego, le elegí algunos, y el resto, que los escogiese él; pues bien, este fue uno de sus escogidos y tuve que preguntarle qué pájaro era, porque yo no lo reconocía.
    Un abrazo

    ResponderEliminar