miércoles, 15 de octubre de 2014

GRAN CAÑON DEL COLORADO


El Gran Cañón (en inglésGrand Canyon) también conocido en español como el Gran Cañón del Colorado o simplemente Cañón del Colorado, es una vistosa y escarpada garganta excavada por el río Colorado en el norte de ArizonaEstados Unidos. El Cañón está situado en su mayor parte dentro del Parque Nacional del Gran Cañón (uno de los primeros parques naturales de los Estados Unidos). El presidenteTheodore Roosevelt fue el mayor promotor del área del Gran Cañón, visitándolo en numerosas ocasiones para cazar pumas o para disfrutar del impresionante paisaje.
El Cañón fue creado por el río Colorado, cuyo cauce socavó el terreno durante millones de años. Tiene unos 446 km de longitud, cuenta con cordilleras de entre 6 y 29 km de anchura y alcanza profundidades de más de 1600 m. Cerca de 2000 millones de años de la historia de la Tierra han quedado expuestos mientras el río Colorado y sus tributarios o afluentes cortaban capa tras capa de sedimento al mismo tiempo que la meseta del Colorado se elevaba.
La mayor parte de las rocas sedimentarias que se pueden observar en el Gran Cañón van desde los 2000 millones de años de antigüedad de los esquistos situados en el fondo del Inner Gorge hasta los 230 millones de años de las viejas piedras calizas de 'lucass'. La mayor parte de los estratos fueron depositados en los mares cálidos poco profundos en la zona cercana a la costa y en los pantanos costeros que formaba el mar en los repetidos avances y retiradas de la costa. La mayor excepción es la piedra arenisca de Coconino que fue depositada del mismo modo que las dunas en el desierto.
La gran profundidad del Gran Cañón y especialmente la altura de sus estratos (muchos de los cuales se formaron debajo del nivel del mar) se puede atribuir a los 1500-3000 m de elevación de la meseta del Colorado, elevación que comenzó a producirse hace cerca de 65 millones de años; esta elevación se produjo en diferentes etapas más que en un proceso continuo. El proceso de elevación aumentó el gradiente de la corriente del río Colorado y sus tributarios, aumentando así su velocidad y su capacidad para atravesar la roca.
El área de drenaje del río Colorado (del cual forma parte el Cañón del Colorado) se formó hace 40 millones de años, mientras que el Gran Cañón tiene probablemente menos de seis millones de años de antigüedad (teniendo lugar la mayor parte del proceso erosivo en los últimos dos millones de años). El resultado de esta erosión son unas de las más completas columnas geológicas del planeta. El río sigue en la actualidad erosionando activamente su cauce, sacando a la luz rocas cada vez más antiguas.
Las condiciones climatológicas de mayor humedad que se dieron durante las glaciaciones incrementaron la cantidad de agua recogida por el área de drenaje del río Colorado. La consecuencia fue que el río aumentó la velocidad y profundidad de su proceso erosivo durante estas épocas.
Hace 5,3 millones de años el nivel base (punto más bajo del río) y el curso del río Colorado (o su ancestro geológico) cambiaron cuando se abrió el golfo de California y descendió el nivel base del río. Esto incrementó la velocidad de erosión de tal forma que casi la totalidad de la actual profundidad del Gran Cañón se alcanzó hace 1,2 millones de años. Las paredes colgantes del cañón fueron creadas por la erosión diferencial.
Hace un millón de años la actividad volcánica, principalmente cerca del área oeste del Cañón, depositó ceniza volcánica y lava sobre el área, materiales que incluso llegaron a producir presas naturales sobre el Colorado. Éstas son las rocas más jóvenes del parque.
Con el actual gradiente de corriente, el río Colorado podría profundizar de 370 a 600 metros más en la roca antes de alcanzar el nivel base.

Poco se sabe acerca de los pueblos que vivieron en el oeste de Norteamérica entre hace 9000 y 3000 años. Los primeros signos de vida humana en el Gran Cañón pertenecen a esa época. Las dataciones mediante carbono de pequeñas ramas de sauce representando animales establecen que los restos encontrados son anteriores a 3000 años. Los habitantes del desierto eran cazadores y recolectores. Los primeros europeos que encontraron evidencias de estas actividades fueron Frazier, Eddy y Hatch, en una expedición en 1934.

Exploración española

Fue visitado por la expedición de Francisco Vázquez de Coronado. El primer europeo que contempló el Gran Cañón del Colorado fue García López de Cárdenas, que al mando de un puñado de hombres partió desde la población indígena que los españoles llamaron Quivira, pueblo habitado por los indios Zuñi y supuestamente una de las siete ciudades de oro del reino de Cíbola, pueblo del cual actualmente se ignora su ubicación ya que los historiadores difieren sobre ello; algunos ubican Quivira en Nuevo México, en tanto otros piensan que estaba en Kansas. No se debe confundirla con una población ubicada en Nuevo México que expedicionarios españoles llamaron, alrededor del año 1600, Pueblo de las Humanas y posteriormente fue conocida como Gran Quivira.
En Quivira se encontraba parte de la expedición comandada por Vázquez de Coronado con treinta hombres, y se comisionó a García López de Cárdenas junto con un puñado de hombres para encontrar un río del cual los indios Hopi les habían hablado, para lo cual se le concedieron 80 días para que fuera y regresara.
Después de 20 días de viaje exploratorio encontraron el Gran Cañón del Colorado; sin embargo, no pudieron bajar hasta el río para abastecerse de agua, y después de varios intentos para descender empezaron a tener problemas de agua para beber, por lo cual decidieron regresar.
Días después sería Fernando de Alarcón (quien participaba en el viaje de exploración pero por vía marítima) el primer europeo en tocar y navegar las aguas del río Colorado, pero a cientos de kilómetros del Gran Cañón. Quien descubrió el río Colorado fue Francisco de Ulloa el 28 de septiembre de 1539, tomando posesión de la desembocadura del río (la nombró Ancón de San Andrés), en beneficio de la Corona Española, sin navegar aguas arriba como lo hizo Fernando de Alarcón.

Exploración estadounidense

La primera expedición científica fue liderada por el comandante del ejército de los Estados Unidos John Wesley Powell en 1869. Powell se refirió a la roca sedimentaria encontrada en el Cañón como «las hojas de un gran libro de historia».
Aparte de la visita turística ocasional al borde sur con sus 2134 metros sobre el nivel del mar, el rafting o descenso de ríos y el excursionismo son actividades especialmente populares. El fondo del valle es accesible caminando, en mula o en barca descendiendo desde la parte superior del río. Los funcionarios del parque no aconsejan realizar en un solo día la excursión de descender al cauce del río y volver a subir debido a la distancia, el esfuerzo requerido y el peligro de agotamiento por calor por las altas temperaturas que se alcanzan en el fondo. Incluso las excursiones por el borde deben hacerse con cuidado en ciertos puntos; con frecuencia hay señales de peligro a lo largo de las pistas que recorren los bordes del Cañón.
Existen empresas que organizan descensos en rafting del río, generalmente en barcas para 15 personas equipadas con motor fueraborda. Suelen partir de Lee's Ferry y llegan hasta Diamond Creek, durando el viaje unos seis días. Las barcas equipadas únicamente con remos suelen tardar unas dos semanas en completar el viaje. También existen empresas que organizan excursiones para turistas en helicóptero, partiendo tanto desde Las Vegas como desde el aeropuerto situado en la ribera sur.
Desde la reserva Hualapai, además, es posible caminar sobre el Skywalk, una pasarela con el suelo de cristal, suspendida sobre el vacío a 1200 metros de altitud del fondo del Cañón.
Fuente : Wikipedia


17 comentarios:

  1. Muy bonitos los marcapáginas. Debe de ser impresionante hacer un recorrido aunque sea el más corto, pero después de leer lo que has puesto, casi mejor en película.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un lugar que me llame mucho para conocerlo. Prefiero las selvas y los bosques como esos que tenéis en tu tierra, por ejemplo.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Se me olvidó; ahí tenéis los cañones del Sil, con sus terrazas llenas de viñedos que son una maravilla y esos sí que me gustaría conocerlos. A ver si algún día me arranco,, como decimos por aquí.
      Otro abrazo

      Eliminar
    3. Bien puedes decirlo. Son una maravilla. Yo los he visto desde el lado de Lugo, desde el de Ourense, he ido¡ Cómo no ! a las ferias del vino (Ribeira Sacra- Amandi ) y no he ido en el catamarán, porque mi otra mitad se marea solo de pensar en ir por el agua, pero si venís, yo os acompañaré , no solo por los bancales del Sil, sino también por los del Miño, que me quedan cerquita y se puede aprovechar para hacer la ruta del Románico, que es de lo más hermoso que he visto.
      Dicho queda.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. El Cañón del Colorado lo asocio a las películas que veíamos de pequeños de vaqueros que, por cierto, ahora ya no miro con los mismos ojos. Con todo, esas formaciones rocosas son espectaculares. Bonito marcapáginas.
    Un abrazo

    Justa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, es el paisaje típico de las peliculas de vaqueros.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Es una de mi ilusiones!!!!! Estuve a punto de ir hace unos años (lo de la pasarela me quitaba un poco el sueño), pero al final se truncó!!! Quizás algún día.... Preciosa entrada para mi.

    Bsssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no pierdas la esperanza,si te hace ilusión conocerlo. Desde luego, lo de la pasarela debe ser alucinante.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Me gustaría coger la ruta contraria de todos los turistas y perderme entre los farallones para empaparme del silencio de la naturaleza tan salvaje de éste impactante espacio natural.
    Aquí en el cañón las riadas son bestiales cuando llueve, de hecho, hay gente que muere arrastrada al no seguir las instrucciones establecidas de evitar las travesías abajo cuando hay tormentas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí no me llama, la verdad. Prefiero la algarabía animal de las selvas y los bosques y, además, no me gustan los paisajes áridos. Los cañones y hoces de nuestros ríos me atraen más.
      Saludos

      Eliminar
  5. Solo te ha faltado ponernos una película de vaqueros. Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Cuac cuac.

    Impresionante........¡¡pero aqui tenemos las Hoces del Duratón.....y además se come mejor!!.

    Ya sé, ya sé que no es comparable.......Por otra parte, si a Cosiquina le dá yu-yu el Skiwalk, que vea el llamado Caminito del Rey, en la provincia de Málaga ( camino que están reparando para promocionarlo).
    Alazos. Pato

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, debe ser impresionante, pero yo me quedo con las Hoces del Duratón o la Ruta del Cares, que tampoco está mal y como bien dices, después de la caminata, tenemos de lo lindo para reponer fuerzas. Y, además, somos más simpáticos que los yankis.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Cuac Cuac

      Efectivamente, Pinilla, si después de patearte el gran Cañon, te llevan a comer al Mardonas o al Burriquin, pues va a ser que no...., mención aparte merece la simpatía que derrochamos en este país ( eso sí, como te toque de camarero al que debería estar de descanso ese día y su jefe le ha hecho venir al restaurante a cubrir una suplencia.....¡¡date por jo...robado y vete al Burriquin!! Cuacuacuacuacuac
      Alazos. Pato

      Eliminar
  7. Los dos marcapáginas, son maravillosos. Gracias a las películas del oeste, lo hemos podido ver y disfrutar.
    Saludos.
    Lucía.

    ResponderEliminar
  8. Hola!!!.. Preciosos marcapáginas e información de un lugar al que tengo muchas gana de ir.. Quien sabe quizá algún día.. Un saludito y feliz finde..

    ResponderEliminar