domingo, 30 de noviembre de 2014

TRATADOS DE ARBOLES Y ARBUSTOS ( VII ) . PINO SILVESTRE

                                                Pino Silvestre ( Pinus sylvestris )


El pino silvestre (Pinus sylvestris) también conocido como pino de Valsaín, pino serrano, pino albar, pino del Norte, pino rojo o pino bermejo, es una especie arbórea que pertenece a la familia Pinacea, género Pinus. Esta conífera, que puede alcanzar los 30 metros de altura, crece en el norte de Eurasia. Las referencias al color rojo o bermejo se debe a su corteza, de un rojo subido en la parte alta del tronco, y pardorrojiza en la parte inferior.
El pino silvestre es un árbol muy común en el Hemisferio Norte, extendiéndose por Eurasia en regiones relativamente frías. Se distribuye desde Escocia y España por el oeste hasta Siberia y las montañas del Cáucaso por el este, y desde Laponia por el norte hasta Sierra Nevada (España) por el sur. En el norte de su distribución se expande desde el nivel del mar hasta los 1.000 m, mientras que en el sur se desarrolla en montañas en altitudes comprendidas entre los 800 y los 2.400 msnm. El pino silvestre se encuentra cultivado ampliamente en Nueva Zelanda y en muchas de las regiones más frías de Norteamérica. Se encuentra catalogado como una "especie invasora" en algunas zonas norteamericanas, en la que se incluye Ontario y Wisconsin.
El pino silvestre puede llegar a medir 30 m de altura por unos 5 metros de circunferencia, llegando a crecer 6 metros de alto en 10 años. Su copa es de forma cónica de joven para luego de adulto pasar a ser irregular, ancha y deprimida, de joven presenta un tronco vestido que de adulto pasa a ser desnudo.
Las hojas son simples, agrupadas de dos a dos, aciculares, rígidas, punzantes, cortas, de a 3 a 7 cm de longitud, de sección semicircular, redondeadas en el dorso, finalmente dentadas. Las flores o estróbilos femeninos son conos de forma oblonga, de color castaño, apófisis poco saliente, desprovisto de umbo espinoso, pequeños, de 3 a 6 cm de largo, reunidos en grupos de 2 a 3, caedizos, ya que apenas maduran. Los piñones, que son las semillas, son diminutos, dotados de un ala.
Soporta pleno sol, no así con la sombra; se adapta a todo tipo de suelo menos a los anegados pero sí a los húmedos, mientras más fértiles y profundos mayor es el desarrollo, resiste la sequía. No tolera la contaminación y no vive mucho tiempo en competencia con otras especies que lo superen en altura. Resisten inviernos muy fríos.
Las masas de pino silvestre de la península ibérica constituyen el límite suroccidental de su área de distribución mundial, con núcleos de reducida extensión y gran valor biogeográfico. Ejemplos de estas poblaciones marginales son las localizadas en Sierra Nevada y Sierra de Baza,Cordillera Cantábrica (Pinar de Lillo y Velilla del Río Carrión) y Sierra de Gredos. Los estudios paleobotánicos realizados en estas montañas no solo reconocen el origen natural de esas formaciones sino que también registran una disminución importante del área de distribución de los pinos montanos (incluyendo también a (P. nigra y P. uncinata) durante los últimos milenios.
En todas las turberas de montaña y alta montaña de Asturias y Cantabria (Alsa-Molledo) aparecen registros polínicos de importancia al menos hasta la Edad Media, lo que demuestra la presencia de pinares de entidad, que fueron quemados y talados en la Edad Moderna. En fechas históricas muy recientes, se ha extinguido en Cantabria y Asturias. En Cantabria aparecen troncas subactuales (restos de troncos de pinos antiguos) en Campoo de Yuso y Herbosa, lo que demuestra su carácter autóctono y óptimo para estas áreas forestales. En Asturias existían a principios del siglo XX  a orillas del lago Somiedo y en Cantabria en las comarcas de Campoo, Alto Nansa y Liebana.  Los pisos altitudinales donde fueron erradicados los pinares se encuentran hoy arrasados por el fuego y las talas antiguas.
En el Parque Natural de Redes (Asturias), se presentan pies aislados en su piso superior.
Diversos autores han planteado el colapso del urogallo cantábrico como consecuencia a medio plazo de la erradicación de las masas autóctonas de pino silvestre en la Cordillera Cantábrica, al resultar subóptimos los bosques caducifolios y exponerle a mayores riesgos naturales a estas tetraónidas por su escasa cobertura foliar.
Etimología
Su nombre procede del latín pinus (pino).
sylvestrisepíteto latino que significa "de los bosques, silvestre".




8 comentarios:

  1. Bonito el marcapáginas. De éstos no hay por aquí o al menos yo no los he visto.
    ¡Feliz domingo!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible que no lo haya en tu comarca, pero en Galicia, por lo que he leído, sí existen poblaciones importantes.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. ¡Anda! ¿Seguro que no, Marisiña! ¡Y yo que iba a poner que de estos sí que tenemos a montones! Pero bueno, en esto tú eres más entendida (y en otras muchas cosas más ¡eh!, que vaya a saber cómo se entiende el comentario).

    Abrazos.

    Justa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes razón; en Galicia es muy numeroso.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Pues tendrás tú razón, será del que están plantando ahora. Por allí no había más que alguno aislado y, la verdad es que en los que han repoblado no me he fijado. Delante de casa nació uno y el " arume " no se parece al que muestra el vídeo,pero si es el más común, será el que tengo allí y no me he enterado.
    Unha aperta.

    ResponderEliminar
  4. Otro precioso ejemplar.
    Gracias por mostrarlo.
    Saludos.
    Lucía.

    ResponderEliminar
  5. A pesar del calor que generan los bosque de pino en verano, me gusta muchísimo su aroma. Lo peor cuando dejas algo bajo un pino y lo encuentras salpicado de minúsculas gotas de resina.
    Bonito el marcapáginas con la rama y sus piñas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. No sé porqué, pero no me gustan mucho los pinos. Prefiero los árboles del género Quercus, los castaños, hayas, álamos, etc.
    Saludos

    ResponderEliminar