martes, 2 de diciembre de 2014

TRATADOS DE ARBOLES Y ARBUSTOS ( IX ). ROBLE COMUN

                                                 Roble común ( Quercus robur )


Quercus roburroble común, roble carballo o roble fresnal, es un árbol robusto, de porte majestuoso, que puede superar los 40 metrosde altura.Tienen los estilos cortos; las bellotas maduran en 6 meses y tienen un sabor dulce y ligeramente amargo. Las hojas carecen de una mayoría de cerdas en sus lóbulos, que suelen ser redondeados.
Árbol de copa amplia, aovada, redondeada o irregular y hoja caduca. Tronco derecho, corto y muy grueso en los ejemplares aislados, con ramas gruesas y algo tortuosas; corteza grisácea o blanquecina, muy resquebrajada y de tonalidad parduzca en los ejemplares viejos. Hojasgrandes, simples, en disposición alterna, con estípulas alargadas que caen pronto; son lampiñas por las dos caras, de color verde intenso por el haz y más pálidas, con los nervios bien marcados, por la cara inferior; su forma es aovada, con peciolo muy corto ( 2 a 7 mm), con el borde más o menos, profundamente, lobulado y con los lóbulos desiguales y redondeados, suelen medir unos 6 a 12 cm de largo por unos 3 a 6 de ancho.
Flores masculinas en amentos colgantes, verdes-amarillentos, que nacen solitarios o en grupos de ramillas del año anterior. Bellotas colgantes sobre un largo pedúnculo, aovado-oblongas, con caperuza o cascabillo de escamas casi planas, empizarradas.
Al tiempo que produce las nuevas hojas, por abril o mayo, tiene lugar la floración: las bellotas maduran en septiembre y caen en octubre.
Presente desde el nivel del mar hasta unos 1000 m de altitud, en los suelos profundos y frescos, principalmente en los desprovistos de cal y algo húmedos. Requiere un clima húmedo, oceánico, donde se acuse poco la sequía estival y es algo resistente al frío. Se asocia o pone en contacto con hayedos o con robledales de Quercus petraea y Quercus pyrenaica, con los que forma híbridos con facilidad.
Se distribuye por la mayor parte de Europa y en Asia occidental. En la Península se extiende principalmente por las regiones atlánticas: mitad norte de PortugalGaliciaCantabriaAsturiasPaís Vasco y Navarra. También en LeónLa RiojaPalenciaHuesca y Cataluña, sur de Salamanca y norte de Zamora. En forma aislada también en algunas montañas del interior y cultivado desde antiguo en la Casa de Campo de Madrid.
El nombre específico elegido por Linneo para esta especie, robur, lo empleaban los romanos para designar los robles y cualquier tipo de madera dura y de gran solidez. La madera de este roble es de color pardo-leonado, muy dura, de grano fino, con anillos de crecimiento bien marcados, bastante pesada y muy resistente a la putrefacción aun dentro del agua.
Para las duelas de los toneles y barricas de vino y licores, se viene utilizando desde antiguo, igual que en la construcción de barcos. Produce un buen carbón. Es un árbol de larga vida; puede superar los mil años y tarda en florecer hasta 40 o 50 años.
A lo largo de la historia, el roble ha sido y es uno de los árboles más queridos por el hombre. La belleza de sus bosques, la majestuosidad de su porte, su preciada madera y la abundancia de los robledos, todo ello hace de este árbol todo un símbolo, una identidad. En latín roble y fuerza se expresan con la misma palabra: robur y simboliza tanto la fortaleza física como la moral.
Etimología
Quercus: nombre genérico del latín que designaba igualmente al roble y a la encina.
roburepíteto latino que significa roble
Con el romanticismo, los escritores volvieron los ojos a la naturaleza silvestre, ajena de las maquinaciones de los hombres. Para ellos, la fuerza del roble simboliza también la vida libre.
Yo sólo he de decir que mis cantares
surgen en confusión de esta alma mía
cual surge de los hondos robledales
al comenzar el día,
ese rumor incierto,
enredo de las brisas,
quizá besos de flores,
o agrestes, misteriosas armonías
que en este mundo triste
la ruta celestial buscan, perdidas.
                                   Rosalía de Castro







11 comentarios:

  1. ¡Este es el árbol que más apreciamos los gallegos y con el que más nos identificamos!.
    No sé de cuándo es el vídeo, pero es curiosa la repoblación de robles que dice están llevando en Argentina desde hace veinte años. Con todos los gallegos que han emigrado allí y con tantos descendientes de gallegos como debe haber argentinos ¿han tardado tanto tiempo en apreciar este árbol?
    El marcapáginas,.......pues mi preferido de la serie.
    Un abrazo.

    Justa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo imaginaba. Es un árbol totémico y como por ahí lo tenéis en abundancia, pues es lógico que sea el más apreciado. Por aquí no existe esta especie, pero sí otras especies de robles. A mí también me gustan los robles, pues, además , uno de mis apellidos es Robles.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Tanto me emocioné con el roble, que me olvidé del poema de Rosalía. Muchas gracias por añadir otra belleza de nuestra tierra a la entrada.
      Abrazos.

      Justa

      Eliminar
  2. De estos sí que tenemos y los apreciamos, pues algunos son espectaculares y nos proporcionan belleza, los frutos para alimento de animales, abono...pero tambié apreciamos el castaño, que ha "ayudado" mucho en la alimentación y la economía de muchas familias en épocas no muy lejanas e incluso ahora.
    Me ha encantado leer el texto de Rosalía. Gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que este mps os iba a gustar , sobremanera, al eje gallego, como diría el patito lindo.Coincido contigo en lo del castaño, del que también tenemos una buena representación en algunas comarcas de Extremadura; es espectacular.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Recuerdo las primeras bellotas que me trajo un extremeño cuando hice la mili, no imaginaba que estuvieran tan buenas. Para no abusar de su amabilidad le pedía que me trajera más a cambio de nueces o lo que fuera.
    Bonito maracapáginas, lastima que no traiga frutos para probar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los frutos del roble común, creo que no son comestibles para el ser humano, pero las bellotas de las encinas, están riquísimas . Lo malo de las bellotas, es que no todas son dulces y, a veces, te llevas a la boca algunas que amargan.
      Saludos

      Eliminar
  4. La entrada muy completa. Empezando por el precioso marcapáginas, siguiendo por la explicación, continuando con la poesía y para finalizar el vídeo. Un gran trabajo.
    Saludos.
    Lucía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado. Se hace lo que se puede.
      saludos

      Eliminar
  5. Pini, esta série me encantou. Estou acompanhando uma a uma (apesar de que não tenho tido ânimo para comentários... nada pessoal).

    Beijo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado la serie. Espero que estés más animada.
      Beijos

      Eliminar