lunes, 1 de diciembre de 2014

TRATADOS DE ARBOLES Y ARBUSTOS . ( VIII ) CEREZO SILVESTRE

                                                  Cerezo silvestre ( Prunus avium )


Prunus aviumcerezo silvestrecerezo dulce o cerezo de monte es una especie de cerezo nativo de Europa y el occidente asiático, del cual se derivan la gran mayoría de los cultivares comerciales de cereza. Es un frutal apreciado en la cuenca mediterránea desde la Edad Antiguagriegos y romanos lo difundieron extensamente. Hoy se cultiva en buena parte de las regiones templadas del mundo
Es un árbol de gran volumen, alcanzando los 30 m de altura. Tiene un fuste recto, con la corteza lisa y anillada, de tonalidad rojiza. La copa es amplia, piramidal, más o menos alargada, formada por ramas divergentes, ercto-patentes, inermes. Es caducifolio; las hojas son simples, aovadas a oblongas, con el margen crenado o dentado, ligeramente acuminadas, y miden entre 7 y 12 cm de longitud y 3 a 5 de ancho. El haz es glabro, y el envés liso o pubescente. Se presentan fasciculadas, al extremo de ramillos cortos; el pecíolo tiene unos 5 cm de longitud, con dos glándulas rojizas en la base del limbo. El tronco tiene 50 centímetros de ancho.
Las flores aparecen cuando el árbol aún no ha rebrotado, o simultáneamente con las hojas, de abril a mayo en el hemisferio norte. Son blancas, de entre 2 y 3 cm de diámetro; muestran cinco sépalos y otros tantos pétalos blancos obovados. Los estambres son múltiples. Las flores forman haces (umbelas), formados por 2 a 6 unidades, en cuya base hay una corona de brácteas. P. avium no se autopoliniza (aunque se han desarrollado variedades específicamente a ese fin); la tarea la llevan a cabo abejas. El estigma es receptivo desde la apertura de la flor, y libera polen al menos durante dos días.
El fruto es una drupa de color rojo negruzco, más o menos claro, o excepcionalmente amarillo. Es globosa o ligeramente oblonga; el carozoes esférico y liso. Madura tempranamente en el año; de sabor ligeramente ácido, es apreciadísimo fresco y en conserva.
La madera del cerezo es densa, dura, pesada y de grano fino; se aprecia en ebanistería.
El carozo ("hueso") contiene cianuro de hidrógeno en su interior, por lo cual su semilla es altamente tóxica.
P. avium es bastante resistente, y se naturaliza sin dificultad en bosques claros. Es vulnerable a la sequía y a las heladas primaverales; crece mejor en áreas templadas con inviernos definidos. Presenta requerimientos de frío para una adecuada ruptura de la dormición e inicio de la nueva estación de crecimiento. Estos requerimientos de frío son muy variables, según los cultivares: desde 500 a 1 300 horas de frío. 
Existen cultivares de cerezo destinados a efectos ornamentales, con ramas colgantes y flores dobles; son comunes en Europa y en Japón

Etimología
Prunus: nombre genérico que proviene de un antiguo nombre griego (προύνη), y luego latino (prūnus, i) del ciruelo. Ya empleado por, entre otros, Virgilio (Geórgicas, 2, 34) y Plinio el Viejo (Historia naturalis,13, XIX, 64)
Avium, del latín, significa de los pájaros, aludiendo al consumo de sus frutos por los pájaros.





8 comentarios:

  1. Tanto la flor como el fruto del cerezo, son preciosos.
    La entrada magnífica.
    Saludos.
    Lucía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cerezos en flor son todo un espectáculo.
      Saludos

      Eliminar
  2. No sé cuánta será la diferencia de sabor entre los dos cerezos ya que no he probado el fruto silvestre. Ahora, hay cerezos cultivados cuyos frutos saben como una cucharada de agua. Cuando las cerezas son dulces, uno no para de tragarlas, son deliciosas.
    El maracapáginas hubiera estado también muy curioso con dos cerezas colgando de una oreja; como "aquellos maravillosos años" de nuestra infancia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Existen bastantes variedades de cerezos cultivados y el sabor de sus frutos no es el mismo . Para mi gusto, las más sabrosas son la " picota", que se cultiva en el Valle del Jerte; un manjar exquisito, que cuando empiezas, no sabes cuando parar.
      Saludos

      Eliminar
  3. La flor es preciosa, el marcapáginas también, pero las cerezas...Yo estaría comiendo diariamente.
    La entrada , como siempre muy atractiva e instructiva.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya somos dos, porque cuando llega la temporada, no me canso de coger una tras otra.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Pues nada,...a hacernos la boca agua...Donde haya unas picotas que se quite cualquier otra fruta, aunque en general todas las cerezas son deliciosas.
    Javier, me ha encantado ese recuerdo de los pendientes ¿los niños de ahora lo seguirán haciendo?
    Abrazos.

    Justa

    PD.- Pini, como ves no he comentado nada del marcapáginas. Creo que ya está todo dicho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en mis recientes viajes al Valle del Jerte no he visto a ningún niño con las cerezas colgadas de las orejas y ¡ mira ! que hay cerezas ahí. Creo que no tienen tiempo, pues están todo el día tecleando en los móviles o la play.
      Un abrazo

      Eliminar