jueves, 4 de diciembre de 2014

TRATADOS DE ARBOLES Y ARBUSTOS ( y XI ) . TILO NORTEÑO

                                                    Tilo norteño ( Tilo cordata )


Tilia cordata, el Tilo norteño, Tilo silvestre o tilo de hoja pequeña, es una especie arbórea  originaria de Europa, que vive desde España hasta los Montes Urales y las montañas de Líbano, Siria y Turquía. 
En la Península Ibérica se haya presente en los Picos de Europa, País vasco y Pirineo oriental, principalmente en barrancos, hoces y desfiladeros, junto a hayas, robles castaños y abetos, en altitudes desde los 0 hasta los 1.600 metros
Soporta fuertes heladas, hasta - 24 ºC
Crece hasta 20-30 metros de altura y tiene de 1 a 1,5m de circunferencia en la base del tronco. Sus hojas tienen forma de corazón.
Cada verano, produce unas pequeñas flores de color entre amarillo y verde muy aromáticas, por lo que son visitadas frecuentemente por las abejas.
En Europa hay dos especies de tilo que se parecen mucho: T. cordata y Tilia platyphyllos. Las dos pueden hibridarse y el producto de ese cruce es Tilia x vulgaris, árbol que a menudo se utiliza en la jardinería y arbolados. Sin embargo, no es difícil distinguir las dos especies gracias a estos particulares:
  • el tamaño de las hojas: las de T. cordata no miden más de 8 cm, mientras que las de T. platyphyllos pueden alcanzar los 15 cm;
  • la página inferior de las hojas: en las dos especies hay pelos en las axilas de los nervios, que son color rojo-ladrillo en T. cordata y blancos en T. platyphyllos;
  • el fruto: el de T. cordata es muy chico, no mide más de 8 mm de diámetro y no tiene costillas y se puede romper sin problemas con los dedos; el de T. platyphyllos es más grande, tiene 5 costillas muy evidentes y es muy duro;
  • las yemas: en las de T. cordata se pueden ver sólo dos escamas, mientras que en las de T. platyphyllos se pueden ver tres escamas;
  • las ramillas: las de T. cordata son glabras, es decir no tienen pelo, mientras las de T. platyphyllos son pubescentes, o sea tienen vello.
Existen importantes problemas taxonómicos, aún por resolver, dentro del género - en particular para los llamados híbridos.





9 comentarios:

  1. Por aquí hay una calle que al parecer ( Seguro que Justa lo sabe con certeza) se llamaba El paseo de los tilos y no sé si unos árboles que hay por allí son tilos.
    El marcapáginas muy bonito ¡Lástima que sea el último!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo más lógico es que si se llama así será porque hay tilos.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Pues lo siento, Marisa. La verdad es que no sé en donde está ese Paseo de los Tilos. Como mucho sé de la cafetería Los Tilos, que está en una calle al lado de la muralla, pero que no tiene árboles.
    El marcapáginas es el más sobrio de la serie, pero no por ello menos bello.
    Un abrazo.

    Justa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El caso es que en Lugo , los tilos, de una forma u otra están presentes
      Un abrazo

      Eliminar
  3. He disfrutado mucho con esta preciosa serie de once marcapáginas, que ayer terminaste de enseñarnos. Seguro que los próximos también serán muy interesantes.
    Saludos.
    Lucía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una serie preciosa. A ver si consigo otra serie tan interesante y bonita.
      Saludos

      Eliminar
  4. Jaja...Eso mismo, vamos a calmarnos un poco...que el marcapáginas lo merece.
    Muy guapo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, al pajarito de la derecha no le vendría nada mal una taza de tila.
      Saludos

      Eliminar
    2. Que conste que Michael Jackson le copió el baile al pajarico jaja...

      Saludos y, una ronda de tila para todos para afrontar el año que viene.

      Eliminar