lunes, 5 de octubre de 2015

EL OTOÑO . Editions Empreintegraphique. ( Francia )

El otoño es una de las cuatro estaciones del año y una de las dos de la zona intertropical. Astronómicamente, comienza con el equinoccio de otoño (23 de septiembre en el hemisferio norte y 21 de marzo en el hemisferio sur) y termina con el solsticio de invierno (alrededor del 21 de diciembre en el hemisferio norte y 21 de junio en el hemisferio sur). En la zona intertropical del hemisferio norte, empieza el 23 de septiembre y se extiende hasta el 21 de marzo. En la zona intertropical del hemisferio sur, va desde el 21 de marzo hasta el 23 de septiembre.2
Sin embargo, habitualmente se conoce como otoño el período que comprende los meses de septiembreoctubre y noviembre en el hemisferio norte marzoabril y mayo en el hemisferio sur.
En ambos hemisferios, es la estación de las cosechas, por ejemplo, del maíz y el girasol. En la literatura, el otoño, en sentido figurado, representa la madurez.
Durante esta estación la temperatura comienza a descender. Las hojas de los árboles caducos cambian su color verde por tonos ocres, hasta que se secan y caen ayudadas por el viento que sopla con mayor fuerza.
Su nombre proviene del latín “autumnus”, palabra que se ha vinculado a la raíz “augeo-”; aumentar. De este modo los etimologistas latinos explicaban la palabra como “auctus (participio pasado de augeo) annus”; el aumento o la plenitud del año; compárese con el castellano auge, que proviene de idéntica raíz.3 Otros autores como Breyer y Ernout-Meillet, vinculan la palabra latina “autumnus” con la raíz etrusca; “autu-” que implica la idea del cambio y aparece, también, en el nombre de la divinidad etrusca: Vertumno, quien, entre otras funciones, presidía el cambio de las estaciones.
Aunque se produce un cambio de color en las hojas de árboles de hojas caducas, el cambio de color del follaje se observa más en diversas regiones del mundo como son América del norte, este de Asia (incluyendo China, Corea y Japón), Europa, la Patagonia, Australia oriental y la isla sur de Nueva Zelanda.

11 comentarios:

  1. Precioso el marca y esa música de Perales, ¡no tiene precio el de Cuenca!
    Alazos. Pato

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste.Perales, todo un maestro a la hora de componer y cantar sus canciones.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Preciosos, el marcapáginas y toda la entrada.
    Me encanta el otoño, aunque aquí ha empezado a llover con intensidad y mucho me temo que llevamos para rato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esas lluvias se podían venir más al sur, que falta nos hacen.A mí también me gusta el otoño.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Me encanta el otoño. Es mi estación preferida, tanto por lo bonita que se pone la Naturaleza, como por lo bien que me sienta. A mí no me pone triste, como a Perales; me da un toque de melancolía y "me centra" en lo importante...¡esta bendita lluvia, fina y calma, me repara!
    El marcapáginas, precioso.

    Un abrazo.

    Justa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, el otoño tiene sus encantos. A mí tampoco me pone triste, más bien lo contrario.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Esta entrada tan completa, hace disfrutar del recién estrenado otoño.
    Un abrazo.
    Lucía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El otoño es una época para disfrutar.
      un abrazo

      Eliminar
  5. Hola Pini. despues de una temporada medio ausente hoy miro tu blog y como siempre disfruto de tu encantador trabajo.
    Muhas gracias por tus comentarios y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegro de verte de nuevo por aquí.
      Un abrazo

      Eliminar