martes, 22 de marzo de 2016

JARDINERIA . Susaeta.


La jardinería es el arte y la práctica de cultivar los jardines.Consiste en cultivar, tanto en un espacio abierto como cerrado, flores (arriates), árboles, hortalizas, o verduras (huertas), ya sea por estética, por gusto o para la alimentación, y en cuya consecución el objetivo económico es algo secundario.
El término "jardín", conocido desde el siglo XII, parece provenir del compuesto latino-germánico hortus gardinus que significa, literalmente, "jardín rodeado de una valla", del latín hortus, jardín fráncico, o gart o gardo "cerrado", como si el jardín tuviera que defenderse contra los animales e incluso de los ladrones.
El término "jardinería" se conoce desde finales del siglo XIII (con él se designaba el conjunto de los jardines). Pero adquiere su rango de nobleza con el célebre tratado publicado por vez primera en 1709 titulado "Teoría y práctica de la jardinería", de Dézallier d’Argenville, abogado y secretario del rey, gran amante de los jardines. Hizo una síntesis de los conocimientos del Gran Siglo para el arte de los jardines y para las técnicas hortícolas. 
El término jardinería se usa, especialmente, para el uso, goce y consumición de los particulares mientras que el término horticultura designa la actividad profesional dedicada a la producción de frutos, flores, legumbres y otros productos vegetales. Sus principales denominaciones son: la horticultura para las legumbres, arboricultura para los frutos, floricultura para las flores y el vivero para los árboles y arbustos. Pese a todo, puede ser utilizado para actividades de tipo lucrativo, si la producción no es muy importante, por ejemplo, cuando un horticultor vende, directamente, en un mercado. Esta situación es corriente en países donde los mercados continúan abasteciéndose por medio de pequeños productores que podrían denominarse "jardineros".
La diferencia entre la jardinería y la horticultura es una diferencia de valores y de medios: la jardinería puede ser un entretenimiento o un medio para complementar los ingresos, mientras que la agricultura o la horticultura se inscriben en los grandes circuitos económicos, con grandes superficies, cantidades y prácticas bien diferentes. La jardinería requiere, casi siempre, la mano de obra y utiliza poco capital y medios mecánicos, son típicos algunos útiles: una pala, un rastrillo, una cesta, una regadera, una carretilla. En comparación, la agricultura se sirve de tractores, segadoras, fertilizantes químicos, sistemas de irrigación, etc.
La jardinería está asociada, generalmente, al cuidado de un jardín, no sólo a su creación. Se habla de paisajismo, o de arquitectura de jardín, cuando se trata del arte de pensar o crear un jardín. Es preciso recordar que este término no existía en la época de André Le Nôtre, no se hablaba de paisajismo se utilizaba sólo el término de jardinismo. Por último, es interesante constatar que, un determinado grupo de paisajistas contemporáneos prefieren el término "jardinero-paisajista". El más conocido es Gilles Clément, autor del Jardín Planetario. Esto denota, evidentemente, una determinada filosofía con respecto a la naturaleza, respeto a sus ritmos, y la economía de medios, de energías y recursos que caracterizan a la jardinería: el jardinero ¿no es el que hace suya la divisa Semper festina lente (crece lentamente)?.
Como todas las actividades humanas en las sociedades occidentales, la jardinería no escapa a un cierto mercantilismo y toda una actividad económica se desarrolla alrededor de esta práctica. En su origen sustentada por el comercio del grano, la comercialización de las plantas y granos se incrementa asegurada por la jardinería a la que acompaña una oferta de accesorios y productos de tratamientos diversos que forman parte, en la actualidad, del paisaje de las zonas comerciales y de las grandes ciudades. Viveros y empresas dedicadas a los espacios verdes completan la oferta de servicios accesibles al particular.
Tras los estragos que la era post-industrial ha causado en la naturaleza, los movimientos político-ecologistas y sus derivados, han ejercido su influencia sobre el campo de la jardinería (también sobre la arquitectura y la vida en general). Así han nacido los jardines silvestres (o jardines naturales), de modo que las plantas ornamentales y los frutos se cultivan junto con las especies nativas. Las especies cultivadas se incluyen en una especie de ecología natural preexistente, no perturbándola, todo lo contrario, favoreciéndose con el proceso de la jardinería. Como en otras formas de jardinería, estos jardines juegan un papel central decidiendo lo que es correcto, sin otras coacciones.
Los jardines silvestres son, por definición, ejemplo de una jardinería que sabe administrar los recursos del agua, dado que las especies naturales presentes en una ecorregión o en un microclima se adaptan por sí mismas a los recursos locales.
El césped, más que el jardín, es un punto importante en la planificación urbana, puesto que establece el derecho a la existencia de la naturaleza silvestre, antes que la naturaleza dominante. Para algunos, el derecho a aceptar en los jardines toda clase de especies, incluso las nocivas o alérgicas, representa un derecho de expresión.
Fuente : Wikipedia




14 comentarios:

  1. Siempre tan didáctico. Me gusta.

    ResponderEliminar
  2. Relajante vídeo con esos preciosos jardines y esa relajante música con el canto del cuco. Aunque me gustan más los ingleses (por ser más "libres")que los franceses, todos los jardines transmiten una calma y una positividad increíbles.
    Los marcapáginas, como todos los de Susaeta, muy bonitos.

    Un abrazo.

    Justa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gustan todos, pero los que más, por lo que he visto en fotos y videos ( ya me gustaría verlos in situ), los japoneses; sobre todo cuando están los cerezos floridos, maravillosos.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Tengo algunas guías de plantas y aves de esta editorial muy logradas; como estos maracapáginas.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que te gusta conocer los nombres de las plantas y las aves. En esos maravillosos jardines de Aranjuez tienes donde entretenerte.
      un abrazo

      Eliminar
    2. ¿Javier G. es de Aranjuez? Creo que el nombre te cambió las coordenadas del GPS...jajaja
      Aprovecho para decirte que los marcas son muy vistosos.
      Saludos. Javier Aranjuez

      Eliminar
  4. Los marcapáginas, como todos los de esta editorial, preciosos y los jardines...¡Qué maravilla!
    Como siempre alegrándonos la vista.
    Un abrazo

    Luisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te sirve de alegría, me doy por satisfecho.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Que bonito, Pini! As flores são encantadoras com suas cores, texturas, odores maravilhosos e alegram perfeitamente os espaços e... a alma!
    Lindos marcadores.
    Um beijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Teca. ¿ Te imaginas la Tierra sin flores ?.
      Beijos

      Eliminar
  6. Pini, supongo que el comentario de las prisas era tuyo y ya te he respondido, pero debí de olvidarme de enviarlo.
    Gracias por el enlace.
    No lo hago con prisas, lo que ocurre es que ...sale lo que sale y una no sabe nada de nada, pero o sigo o ya no lo vuelvo a hacer.
    El nivel es muy alto y yo no sé si en algún momento me desenvolveré bien, pero bueno, para empezar a andar , hay que dar un primer paso.
    Desde luego va a llevar tiempo poder hacer estas maravillas que hacéis los blogueros de 1ª división, pero yo con seguir en contacto con vosotros y ver lo que nos mostráis,ya me vale.
    Muchas gracias y que paséis un feliz día de descanso

    Luisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, era mío ese comentario. Te lo decía porque a mí me ocurrió igual; hasta que le coges el tranquillo, cuesta un poco y se cometen errores. pero verás como con el tiempo llagas a ser toda una maestra, también en esto.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Gracias, por esta entrada. Voy a volver a leer lo que nos cuentas sobre la jardinería, teniendo como música de fondo la relajante melodía, que acompaña las imágenes del vídeo.
    Un abrazo.
    Lucía.

    ResponderEliminar