jueves, 9 de junio de 2016

FLAMENCO. Naturaleza Rural

El flamenco del Caribe o flamenco rojo (Phoenicopterus ruber) es un ave de la familia Phoenicopteridae que vive en áreas tropicales de América, incluyendo las Antillas, la península de Yucatán, el norte de Colombia y Venezuela, en las islas Galápagos y en el norte de Honduras. No se conocen subespecies.
El flamenco del Caribe alcanza de 1,20 a 1,40 m de altura. Es un ave esbelta: el macho pesa en promedio 2,8 kg y la hembra 2,2 kg. Es el flamenco más grande del continente, y el segundo del mundo, superado por el flamenco común (Phoenicopterus roseus). Su color puede variar desde el rosa pálido hasta un carmesí o bermellón, dependiendo de la zona donde viva y de la cantidad de crustáceos con altos contenidos carotenoides que consuma.
El flamenco del Caribe puede verse en lagos poco profundos y aguas costeras. Está especializado en alimentarse en lagos con grandes concentraciones salinas o alcalinas. Obtiene su alimento desde el sedimento limoso del fondo. Estas aguas contienen suficiente alimento para satisfacer a un gran número de estas aves que consumen   insectoscamarones y pequeñas plantas, diatomeas y otras algas.
El flamenco del Caribe vadea por aguas someras, hace descender su largo cuello y, sobre el agua, a través de su pico vuelto hacia arriba, se alimenta: dentro del pico, diferentes animales pequeños son recogidos entre unas finas placas (lamelas), dispuestas como las laminillas de un peine, entre las cuales pasa el agua. Los lagos adecuados son pocos y están alejados entre sí, y estas aves deben recorrer grandes distancias desde un lugar de alimentación a otro, con frecuencia en grandes bandadas.
La hembra pone, entre mayo y agosto, un solo huevo, blanquecino como tiza. Ambos, la hembra y el macho, incuban el huevo por un período de 28 a 32 días hasta que eclosiona, y también ambos padres cuidan de la cría hasta su maduración sexual, que puede tardar 6 años. Las crías nacen con plumaje rojizo como los adultos, pero a los pocos días este plumaje se torna grisáceo. La longevidad esperada del flamenco es de 40 años, una de las más largas dentro de las aves.


13 comentarios:

  1. Nunca he visto ningún flamenco "en vivo", pero siempre me han llamado la atención por esas patas que no parecen "muy manejables": ¿cómo se sientan o acuestan? (es que yo soy muy simple..., Pini)

    Un abrazo

    Justa

    ResponderEliminar
  2. Eso de simple me ha hecho gracia. Los simples son los que no tienen interés en aprender. Nadie ha nacido sabiendo todo. Para contestarte te paso este enlace, que te lo explica mejor: http://notientre.blogspot.com.es/2012/11/por-que-los-flamencos-descansan-en-una.html
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira por donde he descubierto unas cuantas teorías sobre algo que yo creía que debería estar muy claro para los expertos. Muchas gracias por el enlace.

      Un abrazo.

      Justa

      Eliminar
  3. Preciosa entrada, como lo es la serie "naturaleza", a la que pertenece el marcapáginas.
    Un abrazo.
    Lucía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sólo tengo este, por lo que no sé si será una serie.

      Eliminar
  4. me encantan los flamencos y el marcapáginas.
    Mucho se puede aprender si aprovechamos las puertas que nos abren los marcapáginas...Y los blogueros trabajadores como tú.
    Muchas gracias.
    Un abrazo.

    Mª Luisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que te sirve para aprender.Todos tenemos que aprender de los demás.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. He tenido la oportunidad de ver la colonia de flamencos que pasa el invierno en el Delta de l'Ebre y me impresionaron bastante. Bonito marcapaginas.Quien edita esta serie de marcapaginas?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo los vi por por primera vez esta primavera en La Dehesa de Abajo ( Sevilla ).
      En el reverso pone :naturalezarural.com, pero ya no aparece la página
      Me gusta el nuevo nombre
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Bonito pajarraco.
    Yo los he visto en Doñana, junto con otras aves....y he sudado la gota gorda escondido en los miraderos que para ver estas aves existen a lo largo del coto.
    Saludos. Javier

    ResponderEliminar
  7. ¿ A quién se le ocurre ir a Doñana en verano ( supongo ) ?. Me imagino que sería por el calendario vacacional.
    Yo los vi por primera vez esta primavera, muy cerca de Doñana, en la Dehesa de Abajo ( Sevilla ). Llaman la atención, pero no son mi "tipo ".
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Mira que me gustan y tampoco he tenido la oportunidad de ver ninguno.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendrás que darte una vuelta por el sur o por el Delta del Ebro para verlos.
      Saludos

      Eliminar