lunes, 26 de septiembre de 2016

RANAS DE AUSTRALIA. Zoo de Perth ( Australia )

Dedicada a Enri.





                                         Anversos



Reversos



                      Las ranas que demandaban un rey
 
Las ranas en un lago cantaban et jugaban,
cosa non las nucía, bien solteras andaban,
creyeron al diablo que de mal se pagaban,
pidieron Rey a Don Júpiter, mucho gelo rogaban.
 
  Envióles Don Júpiter una viga de lagar,                 
la mayor quel pudo, cayó en ese lugar:
el grand golpe del fuste fizo las ranas callar,
mas vieron que no era Rey para las castigar.
 
  Suben sobre la viga cuantas podían subir,
digeron: non es este Rey para lo nos servir:              
pidieron Rey a Don Júpiter como lo solían pedir,
Don Júpiter con saña hóbolas de oír.
 
  Envióles por su Rey cigueña mansillera,
cercaba todo el lago, ansí fas la ribera,
andando pico abierta como era venternera                  
de dos en dos las ranas comía bien ligera.
 
  Querellando a Don Júpiter, dieron voces las ranas:
señor, señor, acórrenos, tú que matas et sanas,
el Rey que tú nos diste por nuestras voces vanas
danos muy malas tardes et peores mañanas.                 
 
  Su vientre nos sotierra, su pico nos estraga,
de dos en dos nos come, nos abarca et nos traga:
señor, tú nos defiende, señor, tú ya nos paga,
danos la tu ayuda, tira de nos tu plaga.
 
  Respondióles Don Júpiter: tened lo que pedistes         
el Rey tan demandado por cuantas voces distes:
vengué vuestra locura, ca en poco tuvistes
ser libres et sin premia: reñid, pues lo quisistes.
 
  Quien tiene lo quel' cumple, con ello sea pagado,
quien puede ser suyo, non sea enagenado,                 
el que non toviere premia non quiera ser premiado,
libertad e soltura non es por oro comprado. 
Libro de Buen Amor. ( Arcipreste de Hita )



21 comentarios:

  1. Veo que retomaste con ganas la actividad en el blog. Estas entrada y la anterior son fenomenales.
    Me alegra tu vuelta.
    Un saludo,Pini.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El descanso siempre viene bien. gracias
      Saludos

      Eliminar
  2. ¡ Estupenda entrada! y sin riesgos...Me explico, como son de Australia, no tendré que conocerlas, ja , ja...Es que los anfibios no me gustan tanto como las aves.
    Muy aleccionador el texto.
    Un abrazo.

    Luisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí sí me gustan, pues otro de mis pasatiempos cortijeros era coger ranas, no para matarlas y comerlas, sino para entretenerme y jugar con ellas.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Magnifico, hermoso y divertido.
    Los marca página muy guapos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tenían que hacer con algunos que sólo saben pedir y pedir.
      Saludos

      Eliminar
  4. Gracias por la dedicatoria. Y bienvenido de nuevo. Espero que la vendimia vaya bien. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, por estos bonitos mps y acordarte de mí.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Por desgracia, hoy son tan escasas, que ya no se pueden pescar como antiguamente.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Buen ejemplo para reflexionar sobre el cuidado que debemos tener deseando ciertas cosas; a veces es mejor aquello de "virgencita déjame como estoy". Con todo, este Arcipreste es todo un misterio.
    Los marcapáginas, bonitos y coloridos; aunqque esa tercera rana más parece un trocito de carbón.

    Un abrazo.

    Justa

    ResponderEliminar
  7. De nuevo una entrada didáctica. Ya la estaba echando en falta.
    Fantástica.
    Gracias.
    Un abrazo.
    Lucía.

    ResponderEliminar
  8. Muy linda, me ha encantado. Por aquí tengo la suerte de que hay muchas ranas y me gusta escucharlas. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sigue disfrutando de ellas, que merece la pena.
      Saludos

      Eliminar
  9. Qué bonitos... Una interesante entrada como siempre. Espero que con este parón en el blog hayas cargado las pilar para hacer más artículos tan interesantes como este.
    Montse de Mondopunts

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero, aunque creo que tendré que parar más a menudo.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Bienvenido al tajo y al Tajo jajajajajaja.
    La entrada, preciosa.
    Saludos. Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es un placer volver al Tajo.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Buenas Pini.
    Tremendos los marcapáginas de las ranas de Australia, a cual mejor, me ha encantado la entrada. Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar