miércoles, 26 de octubre de 2016

OSOS . Groh Verlag ( Alemania )


Los úrsidos (Ursidae) son una familia de mamíferos carnívoros conocidos comúnmente como osos. Son animales de gran tamaño, generalmente omnívoros ya que, a pesar de su temible dentadura, comen frutos, raíces e insectos, además de carne. Sin embargo, el oso polar, debido a la escasez de otras fuentes de alimento, se alimenta casi únicamente de carne. Con sus pesados cuerpos y sus poderosas mandíbulas, los osos se cuentan entre los mayores carnívoros que viven en la Tierra. Un macho de oso polar pesa en promedio 500 kg y alcanza una talla de hasta 130 cm a la altura de la cruz. Se mueven con un caminar pesado, apoyando toda la planta de los pies (son, por lo tanto, animales plantígrados). Tienen orejas cortas y cola rudimentaria.
Los osos se caracterizan por su gran cabeza, orejas pequeñas, redondeadas y erectas, ojos pequeños, un cuerpo pesado y robusto y una cola corta. Las patas son cortas y poderosas, con cinco dedos provistos de uñas fuertes y recurvadas. Son plantígrados (como los humanos, apoyan toda la planta del pie al caminar) y pueden desplazarse cortas distancias erguidos sobre las patas traseras. Cuando lo necesitan, pueden ser sorprendentemente ágiles y cuidadosos en sus movimientos. El sentido del oído y la vista no son buenos, pero poseen un olfato excelente. La hibernación, esto es la capacidad de permanecer semidormidos durante la época del año donde el clima es desfavorable, es un fenómeno común, al menos entre las especies de Ursus.

Los úrsidos se distribuyen en Eurasia y América del Norte, en las montañas Atlas del norte de África y en los Andes de América del Sur (oso de anteojos solamente), ocupando un rango de hábitats que abarca desde los hielos árticos hasta las selvas tropicales. Incluyen tres géneros actuales y ocho especies que según Hall (1981), pueden ubicarse en tres subfamilias actuales: la de los Tremarctinae, con el género Tremarctos (oso de anteojos); la de los Ursinae, con Ursus (oso negro, grizzly, polar, malayo, perezoso, marrón, etc.) y la de los Ailuropodinae con Ailuropoda (oso panda).






10 comentarios:

  1. Ummmm...se despierta la ternura....

    Abrazos

    Justa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen cara de buenos, pero hay que tener cuidado con ellos
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Marcapáginas hermosos y tu tan didáctico como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intento que se aprenda algo sobre la naturaleza con los mps.
      saludos

      Eliminar
  3. ¡ Ay si una pudiese acercarse y acariciarlos...!
    Preciosos marcapáginas ...y criaturas.
    Un abrazo

    Luisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te lo aconsejo, pues aunque tiene cara de buenos amigos, no dejan de ser animales salvajes.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Son peluches la mar de peligrosos. .:-))) Preciosos marcapáginas..

    ResponderEliminar
  5. Me inspiran ternura pero no quiero una caricia de ellos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Preciosas fotografías e interesante artículo, como todos los que nos explicas...A mi los osos me imponen mucho y eso que en un viaje a Asturias fuimos a la Seda del oso y pudimos verlos bien cerquita cuando bajaban a comer ¡ fue impresionante!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar