martes, 30 de mayo de 2017

BOLDO. SANT PONÇ 2017 . Imprenta Sebtor ( Barcelona )


El boldo (Peumus boldus) es la única especie del género monotípico Peumus, de la familia de las monimiáceas. Este árbol es endémico del centro de Chile. Sus hojas, de fuerte aroma, se utilizan con propósitos culinarios y medicinales.
Es un árbol de mediano tamaño; puede superar los 15 metros de altura; de muy lento crecimiento, tardando varias decenas de años para alcanzar un tamaño adulto. Generalmente se le encuentra como un arbusto o árbol pequeño, en parte porque la mayoría de los individuos hoy existentes son producto de rebrote desde tocón. Es de follaje perenne, con hojas opuestas, ovoides, de 3 a 7 cm de longitud al cabo de un corto pecíolo, de color verde brillante; el envés es más pálido y muestra pubescencias.
Florece entre agosto y septiembre en su hábitat nativo. Las inflorescencias se presentan en pequeños racimos de unas 12 flores pequeñas de color blanquecino. Las flores muestran por lo general siete pétalos, de alrededor de 1 cm de largo; las masculinas se distinguen por los numerosos estambres curvados. El boldo es dioico, es decir, las flores son unisexuadas y cada espécimen las presenta de sólo un sexo; es necesaria la proximidad de ejemplares masculinos y femeninos para que la polinización —llevada a cabo habitualmente por insectos — se produzca. Los frutos son drupas de pequeño tamaño (alrededor de 2 cm de diámetro), color verde y sabor dulce.
Es un componente muy importante en el bosque esclerofilo, especialmente en la zona costera, donde se asocia principalmente a peumo litre.
Prefiere suelos poco húmedos, y es ligeramente acidófilo. Es sólo moderadamente resistente al frío, y requiere de luz solar constante. Se multiplica por semillas, pero las plantaciones se realizan normalmente mediante esquejes de madera nueva.
El fruto del boldo es comestible, y se ha  consumido crudo y cocido desde la época precolombina. La corteza, rica en taninos, se emplea también en la curtiembre. Sin embargo, el más apreciado de sus productos son las hojas, utilizadas para la preparación de infusiones digestivas, para el tratamiento de la vesícula biliar y de las afecciones hepáticas.
Del boldo se utilizan: las hojas frescas o secas y los frutos.
  • Estimula las funciones digestivas al aumentar la secreción biliar. Contiene boldina que es hepatoprotector. 
  • Actúa también sobre el sistema nervioso ocasionando sueño y leve anestesia.
  • Es diurético. La infusión de boldo, pero también el aceite de boldo son beneficiosas en las afecciones genitourinarias.
  • La infusión de hojas se usa para tratar afecciones gastrointestinales,  hepáticas y genitourinarias 
  • Las hojas machacadas se aplican tópicamente para curar raspones y llagas. Los baños calientes fomentos y cataplasmas se usan para tratar  reumatismohidropesíasífilismigraña y cefalea.
  • El jugo de la hoja fresca se usa para dolor de oídos. El vino, jarabe, tintura y elixir de las hojas frescas se usan para tratar afeccionnes hepáticas y reumáticas). El cocimiento de la corteza se usa para dolor de estómago, tos y debilidades nerviosas.
  •  Principios activos: Un alcaloide, la boldina, aunque en muy poca cantidad, es suficiente para que sirva como remedio.
  • Contraindicaciones: En casos de obstrucción de las vías biliares. En el embarazo, por su contenido de alcaloides. La boldrina en exceso puede resultar tóxica. Como síntomas de intoxicación se muestra gran excitación, reflejos y respiración exagerada, que incluso puede causar la muerte
Se han encontrado restos de hojas de boldo usadas por los seres humanos hace unos 14 500 años en el sitio arqueológico de Monte Verde, lugar que se encuentra algo más al sur de su área de distribución actual y se cree que en esa época, el final de la última glaciación, su límite sur se encontraba todavía más alejado, por lo que las hojas habrían llegado al lugar a través de intercambio con otros grupos.
Por su uso comercial, (extracción de la boldina), el cultivo del boldo se ha introducido a Europa y África del norte.

Fuente : Wikipedia



6 comentarios:

  1. Amén de bonito el marcapáginas, la información es útil...siempre que puedas conseguir la planta, claro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para hacer un mps bonito, no hace falta hacer grandes diseños, sino tener buen gusto y yo creo que esta gente de la Imprenta Sebtor, lo han conseguido.
      Supongo que la planta se puede encontrar en cualquier herboristería.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Conozco la planta para infusión y desconocía que ya se utilizaba hace 14.500 años.
    Bonito y sencillo marcapáginas.
    Un abrazo.
    Lucía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto de la herboristería es bastante antiguo.
      un abrazo

      Eliminar
  3. Otro marcapáginas más de esta serie tan bonita. Yo tengo unos dos o tres, ¿cuántos son, Manuel?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde el año 2000 editan uno nuevo cada año, por lo que hasta ahora debe haber 18. A mí me faltan dos. Por cierto, de este año, tengo repetidos, si te interesa.
      Un abrazo

      Eliminar