viernes, 14 de julio de 2017

AVES PLANEADORAS EN VUELO. Artesanales


El vuelo es una de las actividades más fascinantes que los seres vivos pueden realizar. Solamente algunos grupos de animales han adquirido esta capacidad, entre ellos podemos nombrar a los murciélagos, los insectos y en especial a las aves. Esta capacidad ha permitido que podamos encontrar aves en casi todos los confines de la Tierra y, en comparación con otros grupos de vertebrados, son los que realizan esta actividad de la manera más eficiente.



Entre los expertos se ha discutido mucho acerca del origen del vuelo de las aves. Se manejan sobre todo dos teorías explicatorias: la teoría del origen arbóreo del vuelo; que explica que las plumas que cubrían el cuerpo de las primeras aves de la era Mesozoica tenían como función primordial el control de la temperatura corporal, pero a la vez poseían cierta longitud y firmeza que les ayudaba a realizar planeos al estilo de los que realizan las ardillas y lagartijas voladoras. Se cree que las primeras aves eran trepadoras con dedos y garras en las alas, como los que tienen los pollos del hoatzín de Sudamérica y los presentes en los fósiles del Archaeopteryx. Estas aves primitivas después de trepar se dejaban caer de las ramas de los árboles realizando planeos cortos para huir de sus depredadores o atrapar sus presas. Aparentemente esta nueva actividad les proporcionaba una ventaja de vida, por lo que se fue adaptando el cuerpo a realizar planeos cada vez más largos hasta poder iniciar el vuelo sin necesidad de dejarse caer de un lugar alto.



La otra teoría alternativa, llamada del origen cursorial, maneja la existencia de aves primitivas corredoras que fueron desarrollando una mayor área en las extremidades superiores, para equilibrar al animal durante sus carreras, hasta que finalmente lograron elevarse aprovechando el impulso. Algunos autores piensan que esta última teoría es más probable, porque maneja la formación de un ala, mientras que la otra implica una estructura similar preexistente. Son pocas las evidencias que se tienen en el registro fósil para optar por alguna de estas teorías, o desarrollar una nueva, lo que es definitivo es que la capacidad de volar proporcionó a las aves la oportunidad de invadir un medio en el cual no existían competidores fuertes.



Las aves se desplazan en el aire de la misma manera que lo hace un aeroplano, aprovechando al máximo las corrientes de aire para elevarse, y manejándolas de tal manera que les proporcionen velocidad de desplazamiento. El corte transversal de un ala muestra que tiene forma de gota alargada, cóncava en la parte inferior, convexa en la superior, con una parte afilada en la parte anterior formada de piel con plumas, muy elástica y resistente llamada patagio ; la forma peculiar del ala permite oponer menor resistencia al medio ambiente aéreo, provocando que durante el paso del aire se genere una diferencia de velocidades entre las dos caras del ala, siendo más rápida en la parte superior al recorrer más distancia; puesto que el aire en la parte inferior corre más lento y queda atrapado por la forma ligeramente cóncava, se produce una fuerza ascendente en el ala, que es suficiente para elevar al animal venciendo la fuerza de la gravedad. La diferencia de velocidades del aire se puede aumentar o disminuir dependiendo del ángulo de incidencia del ala contra el aire, a este cambio de posición se le llama ángulo de ataque y sirve asimismo para aumentar o disminuir la velocidad y elevación. 



Dependiendo del medio que frecuenten y el tipo de vuelo que realicen, las aves presentan diferentes formas de alas que les permiten economía en el gasto del vuelo y funcionamiento eficiente bajo diferentes condiciones ambientales. La forma de las alas está dada en función del tamaño relativo de las plumas de vuelo y del número de éstas, lo que les confiere diferentes características aerodinámicas y de maniobrabilidad 
La mayoría de las aves que viven en ambientes con vegetación cerrada, pastizales y el dosel del bosque presentan alas elípticas. En éstas las primarias más externas son más cortas que las centrales, así, cuando el ala se abre tiene una silueta redondeada. Este tipo de ala permite maniobrar en espacios cortos con gran rapidez, aunque no es muy eficiente para realizar vuelos largos, y la presentan muchos grupos de aves como las urracas, los cardenales, los trogones y los tucanes. Las aves que planean en los espacios abiertos, como las águilas y los zopilotes, tienen alas de silueta redondeada muy anchas en su base y con los extremos de las plumas separados, denominándosele ala ancha planeadora.



Las aves marinas planeadoras como los pelícanos, las gaviotas y las fragatas poseen alas muy largas y delgadas, en las cuales las plumas secundarias son muy numerosas y las primarias escasas y cortas. Este tipo se llama ala larga planeadora o de veleo, que es la característica de los albatros, que tienen las alas más largas de todas las aves, alcanzando una envergadura de hasta tres metros.
El planeo en tierra es uno de los vuelos más económicos porque ahorra energía muscular. Es propio de las aves con alas anchas como los zopilotes y las águilas, y en él se aprovecha al máximo la fuerza de las corrientes ascendentes de aire caliente generadas por convección en la atmósfera o el choque de las corrientes de aire con los riscos o montañas. El ala ancha tiene una gran área que atrapa la mayor cantidad de aire ascendente posible logrando que el ave se eleve sin tener que realizar aleteos frecuentes, de manera similar a como lo hace un papalote. Para reconocer este tipo de vuelo basta observar a los zopilotes y águilas volando en círculos, siguiendo las bolsas de aire caliente que suben del suelo o en las cercanías de las montañas, adquiriendo altura sin mayor esfuerzo



El planeo en alta mar o veleo lo realizan aves que generalmente tienen alas largas planeadoras, como los albatros, que están diseñadas para aprovechar corrientes de aire horizontales responsables de la formación de las olas en el océano, con el mismo resultado de economía de esfuerzo. Generalmente, las aves planeadoras de alta mar describen movimientos espirales en contra del viento muy cerca de la superficie, que es donde las corrientes son más veloces, de modo que dan la impresión de estar flotando sin aletear , esta fuerza del viento les permite sostenerse y cambiar de velocidad y altura. 
Muchas veces el vuelo de una especie es una mezcla de los varios tipos de vuelo 
Fuente :http://bibliotecadigital.ilce.edu.mx



domingo, 9 de julio de 2017

PARQUE NATURAL REGIONAL PERIGORD - LIMOUSIN ( Francia )

El Parque Natural Regional "Périgord-Limousin" se encuentra situado  en la periferia noroeste del Macizo Central y se creó 9 de marzo de 1998
Situado en el triángulo entre Angoulême,al oeste, Limoges al noreste y Perigueux, en el sur, el parque está  a caballo entre dos departamentos, dos regiones naturales: el norte Haute-Vienne en la región de Limousin, en su totalidad en el Macizo central y la Dordoña, en el sur, que corresponden aproximadamente a la región natural del Périgord. El parque está situado en la región administrativa Nueva Aquitania.
El parque tiene un área de 858 km2, con elevaciones que van desde  los 85 m a  los 556 m (la Puyconnieux, también conocidos como la Guardhouse en Dournazac suroeste de Chalus)
Al este, en el borde del Macizo Central, el suelo se caracteriza por rocas cristalinas (granitos, gneis, esquistos). El sur del parque está dominado por los suelos de piedra caliza de la cuenca de Aquitania, con numerosas cuevas que Teyjat y Villars.
En Rochechouart hay minerales específicos que reflejan el impacto de un meteorito, el cráter de  de Rochechouart-Chassenon.
El clima es templado oceánico, con grandes diferencias locales: influencia continental en el noreste, oceanico, en el suroeste, con localizaciones submediterráneos en algunas pendientes.
El parque regional de Périgord-Limousin se caracteriza por su diversidad relativa de los paisajes sometidos a la influencia oceánica. Alberga zonas agrícolas y boscosas articuladas en ambos lados de las primeras estribaciones occidentales de las zonas del Macizo Central a una altura de entre 100 y 500 metros.
El parque se caracteriza por brezales incluyendo ciliadas, un tema importante en la red del proyecto parque natural regional de los páramos termo-Atlántico del Périgord Limousin PNR. Ellos son el hogar de 5 especies de plantas protegidas, 22 especies de vertebrados protegidas y 11 en la lista roja de la UICN, y dos especies de invertebrados protegidos  en la Lista Roja UICN.
Los cursos de agua, prados húmedos y otros humedales notables están clasificados como reservas biológicas.
En Dordogne se mezclan dando lugar a una excepcional diversidad de paisajes, animales y plantes.
El territorio es rico en plantas y animales, algunas raras y protegidas. El inventario nacional del patrimonio natural ha compilado una lista de 1103 especies en el parque.
Al menos 40 especies de mamíferos: gineta, lirón, nutria, visón europeo, comadreja, erizo, corzo, ciervo, jabalí, zorro, tejón, marta, ardilla ...
incluyendo 12 especies de murciélagos: murciélago orejudo, murciélago de herradura, murciélago grande de herradura, Barbastelle ...
110 especies de aves, incluyendo: búho, pequeño búho, milano negro, halcón, tragar, choucas, colirrojo tizón, abubilla, halcón abejero, ruiseñor, perdiz, polla de agua, alcaudón, cuco, carpintero negro, martín pescador chotacabras ... Además, las grullas sobrevuelan sobre la zona durante las dos migraciones anuales.
12 especies de reptiles: lagarto  de pared, lagarto verde, culebra de collar, víbora aspid…
12 especies de anfibios :rana común, rana ágil, salamandra, tritón jaspeado, sapo, rana de árbol ...
peces: carpa, trucha marrón, pez pequeño, lamprea de arroyo ...
muchos invertebrados: Geotrupes o escarabajos del estiércol, libélulas y mariposas, langostas, saltamontes, grillos, ciervos volantes, mejillón de agua dulce, cangrejo de río ...
La lista de plantas sólo proporciona una idea de la variedad de lo que se puede descubrir en los hábitats del parque: gordolobo, amapola, aciano, menta, ronda de hoja (planta carnívora), genciana de pantano, madreselva, sello de Solomon, cola de caballo ...
Muchos hongos, incluyendo algunos altamente valorados, como trufas, setas de castaño y trompetas de la muerte.
Más de treinta especies de orquídeas se han catalogado hasta ahora, tales orquídea moteada orquídea rana, orquídea abeja, orquídea mosca…

En cuanto a los árboles y arbustos, manzano, nogal, castaño, roble, fresno, algarrobo negro,  endrino, níspero, saúco, constituyen el grupo de especies características del parque.